1 de diciembre de 2010

Capítulo 1: “Un nuevo comienzo”

Aquí estoy, ya no puedo hacer nada más que aceptar esto que está ocurriendo, me iré a vivir a Los Ángeles. Siempre he vivido feliz en Colombia, pero desde hace cinco años todo comenzó a cambiar. Primero mis padres se separaron, eso aunque fue difícil de asumir ya lo superé. Un año después mi padre se caso con una mujer muy amable, y tuvieron a Isabella mi pequeña hermana que ahora tiene 3 años.
Mi madre por su lado se casó hace más de un año con Josh, me agrada bastante pero gracias a él me mudo a Los Ángeles. Josh tiene un muy buen puesto allí y como trabaja en la misma empresa de mamá consiguió que la ascendieran y la trasladaran de país, así que a pesar de todo lo que hice, me mudare. Mi hermana Emily de seis años, esta encantada con la idea de mudarnos solo porque mis nuevos hermanos le contaron que la ciudad tiene playa y ella tiene una rara obsesión con el agua. Josh tiene tres hijos, Derek, Justin y Hilary. Derek y Justin son gemelos y tienen 18, y Hilary, tiene 16, solo un año mayor que yo. Así que con ellos es con los que viviré de ahora en adelante. Al principio,  todos vivíamos en Colombia, pero después de una rabieta de Hilary, mama y Josh decidieron que nos mudaríamos.
Mis lágrimas resbalaban por mis mejillas y no hice nada por detenerlas, no podía creer todavía que ya no veré a mis amigos, y que todo será diferente. Viajaba sola ya que le había pedido más tiempo para despedirme.
Después de seis largas y tortuosas horas de vuelo, el piloto anunció que estábamos por aterrizar. Fui por mis maletas, y cuando por fin las encontré me dirigí a la salida, había muchas personas pero no veía a nadie conocido por ningún lado. Alguien me toco el hombro, al girarme me di cuenta de que era mi madre, la saludé y me guió hacia dos chicos iguales, ambos con cabello castaño claro y ojos azules, al acercarme más pude distinguir que eran mis nuevos hermanos Justin y Derek que estaban junto a Josh.
-        Hola hermanita – me saludo Justin, por fin después de convivir con ellos más de seis meses logré aprender a diferenciarlos
-        Hola Justin, hola Derek, hola Josh – cada uno agarro una de mis maletas y nos dirigimos a la salida.
-        Te va a encantar la casa – dijo mi madre después de un rato en el carro.
-        Es genial , aunque nos hayamos tenido que mudar por tu culpa –  dijo Derek sonriendo
-        ¿Mudar? ¿Por mi culpa? – pregunté sorprendida
-        Si, pero no te preocupes, la empresa pago la mitad de la casa ya que tu mamá fue trasladada – dijo Josh – además en la otra casa no cabíamos.
-        Tendrías que compartir cuarto con la chica perfecta  - dijo Justin riendo mientras Derek lo recriminaba – era una broma yo a ella la quiero, bueno algo – agregó en voz tan baja que solo yo pude oír porque estaba a su lado.
Quede sorprendida, lo decían con total naturalidad, y hasta donde yo se, no cualquiera compra una casa porque no cabe una persona, aunque agradecí no tener que compartir habitación con Hilary. Casi 20 minutos después, el carro se detuvo  frente a una casa enorme, me baje del carro y tome mi equipaje de mano.
La casa era enorme por fuera y muy hermosa, el jardín estaba muy bien cuidado y tenía un camino que se dirigía a la entrada de la casa.
-        Es increíble – fue lo único que pude decir al entrar
Era muy grande, al frente de la puerta se encontraba la escalera, a la izquierda estaba una sala con televisión, y al fondo una puerta de cristal que supuse daba al patio. Regrese a la entrada pero esta vez me dirigí a la derecha donde se encontraba el comedor, la cocina y una habitación. Me dirigí a esta y había una cama sencilla, un televisor y un escritorio.
-        Ese es el cuarto de huéspedes – me dijo mamá que me acompañaba mientras recorría la casa.
Subimos al segundo piso y se encontraban cuatro puertas, mire a mi madre tratando de averiguar si alguna de estas era mi cuarto. Negó solo con la cabeza.
-        La primera de la izquierda es un baño, la segunda es mi habitación y la de Josh, la primera de la derecha es la de Emily y la segunda un estudio-
Me dirigí a la puerta que ella había señalado como la habitación de Emily, las paredes eran azules muy claras, y en una había diseños de peces y siluetas de sirenas. Tenía un tapete azul oscuro en el centro de la habitación, había juguetes regados por todas partes y un televisor. Emily se encontraba dormida en la cama, por lo que salí para no despertarla. Subimos al tercer piso, donde nuevamente había cuatro puertas.
-        La habitación de Justin, la de Derek, la de Hilary y finalmente la tuya– dijo señalando con la mano cada puerta.
Entre a “mi habitación” y quede sorprendida. Era una habitación amplia, tres paredes eran blancas y la cuarta era rosada. Tenía una cama grande con un velador en un lado, también tenía un escritorio, el armario, un baño y una puerta de cristal que daba a un balcón, al cual sin pensarlo dos veces salí. Desde allí podía ver el patio trasero y una piscina.
 -        Comienza a desempacar, que yo te aviso cuando esté lista la cena – dijo mamá y antes de girarme a responderle ya se había ido.
Estaba por salir de la habitación cuando llegan Derek y Justin con mi equipaje.
-        ¿Te gustó la casa? – pregunto Derek sentándose en mi cama
-        Si – respondí sonriendo
-        ¿Sabías que en dos semanas empiezan las clases? – asentí solo con la cabeza
-        Bueno entonces desde mañana empezaras a aprovechar lo que te queda de vacaciones – dijo Justin – pero por ahora vamos a cenar
-        Está bien – dije sonriendo y bajamos los tres

No hay comentarios.:

Publicar un comentario