26 de febrero de 2011

Mi Primer Premio!!

Hola!

Reglas:
7 cosas sobre mi
  • Amo Crepúsculo
  • Soy fan de Taylor Swift
  • Tengo una hermana y un hermano
  • Me encanta cantar, aunque lo haga horrible
  • Me gusta actuar
  • Soy adicta a los dulces
  • Estudio en un colegio solo para chicas
Pasarlo a 10 personas
Gracias a los que leen mi blog (si es que es alguien). Me gustaría que comentaran mis entradas para saber si les está gustando la historia. Prometo publicar más seguido :D

Saludos!

Capítulo 10: "¿Tu chica?"

-          Nikki te están hablando – dijo Sarah girando el computador para que yo pudiera ver la pantalla
-          ¿Quién? – pregunté mirando la pantallaah Carolina
Sarah se levanto y comenzó a sacar sus cosas para arreglarse.
        Caro: Nikki pon la cámara estoy con Nicolás
Hice lo que me pidió, y la vi a ella con Nicolás, sonriéndome.
Nikki: Hola chicos, ¿cómo están?
Caro: Bien ¿y tu? ¿Cómo te ha ido?
Nikki: Bien, ya tengo amigos, pero igual los extraño mucho a ustedes
Nicolás: Si nosotros también a ti.
Nikki: ¿y eso? ¿Por qué están juntos?
Caro: Pues ahora vamos a salir todos. Pero Nicolás no dejaba de marearme con que te habláramos, entonces pues eso hicimos
Nicolás: Es mentira, si quería hablar contigo, pero Caro también ¿y tu? ¿Tienes algún plan para hoy?
Nikki: De hecho sí. Ahora comenzaré a arreglarme porque Justin, Derek y Zac hicieron una fiesta
Nicolás: ¿Zac?
Nikki: Un amigo de mis hermanos
Caro: ¿Es guapo?
Nikki: Pues, normal
Caro: ¿Normal? ¡Eso quiere decir que si! ¿Te gusta?
Iba a decir que no, pero por alguna razón no pude.
-          Nikki tenemos que empezar a arreglarnos – dijo Sarah. Mentalmente se lo agradecí, no quería responder a esa pregunta
-          Un momento – dije sonriéndole a Sarah
    Caro: ¿No me vas a responder?
    Nicolás: ¿Quién hablo?
    Nikki: Sarah, les contaré otro día. Ahora tengo que arreglarme
    Nicolás: Chao
    Caro: ¡No espera! No respondiste
    Nicolás: Ay Caro, después lo hará
Carolina iba a decir algo pero Nicolás apagó el video-llamada. Suspire, Sarah me miró extrañada pero no dijo nada. Cogió sus cosas y se dirigió al baño para cambiarse. Me quedé pesando, Zac indudablemente me parecía guapo, pero ¿habrá algo más? Cuando Carolina me preguntó iba a responderle inmediatamente que amaba a Sebastián, pero no pude, si le respondía eso no le estaba negando que me gustara Zac. ¿Será que me gusta? No, yo amo a Sebastián me dije a mi misma como intentando convencerme. Entre amar y gustar hay una gran diferencia contraataco una voz en mi interior. Aunque no quisiera admitirlo era verdad, me podía gustar Zac, una atracción puramente física y querer a Sebastián.
-          ¿No te vas a cambiar?- preguntó Sarah que ya había salido del baño
-          Ehh si- busqué mi ropa y me cambié
Cuando regresé Sarah había colocado música y estaba sentada en la cama sacando unas cosas de su mochila.
-          ¿Lista?- preguntó Sarah
-          Si, ¿y tu?-
-          También-
-          ¿No van a bajar nunca?- preguntó Justin irrumpiendo en mi habitación
-          Oye, ¿no sabes tocar?- pregunté
-          No lo siento, yo no hago eso. ¿les falta mucho?- preguntó sentándose al lado de Sarah
-          No, ¿por qué tanta insistencia?-
-          Porque, aparte de que llevan horas aquí, ya llegaron casi todos-
-          ¿En serio?-
-          Si, bueno chicas las esperó abajo-
-          Bueno –
-          Chao – dijo Sarah que hasta ese momento no había hablado
-          Chao linda- dijo Justin dirigiéndose a Sarah, le dio un beso en la mejilla, ser rió y se fue
-          Eso fue extraño, incluso hablando de Justin- dije mirando a Sarah que estaba increíblemente roja
-          No me molestó, es más lo extrañaba – dijo como si estuviera pensando en voz alta
-          Espera, ¿Qué dijiste? ¿Cómo así que lo extrañabas?- pregunté
-          Nada, tonterías mías – dijo nerviosa apagando la música y dirigiéndose a la puerta
-          ¿Te gusta mi hermano? – en el momento que pronuncie esas palabras Sarah se quedo quieta y se giro
-          ¿Por que dices eso? – dijo nerviosa nuevamente
-          ¡Oh por Dios! Si te gusta mi hermano-
-          ¡Shh cállate! –
-          Está bien, pero me tendrás que contar todo –
-          Bueno, pero después. Ya tenemos que bajar –
Salimos del cuarto y bajamos. Ya se oía música y parecía que había mucha gente y al llegar al primer piso mis sospechas se confirmaron. Por mucho conocía a diez personas, algunas las había visto por los pasillos y otras eran unos perfectos desconocidos. Vi a Hilary con Roxanne, a Kate con Derek, vi a Chelsea y a Michelle juntas al igual que Ashley y Rachel y también vi a Paul hablando con Alex. Por fin encontré un lugar donde sentarme pues desde que llegamos al primer piso Sarah había desaparecido de mi lado, me dirigí hacia allí y me senté.
-          ¡Hola! – dijo Cristian
-          ¡Hola! – dije con ánimo correspondiéndole a su sonrisa
-          Estás muy guapa
-          Gracias- dije sin poder evitar sonrojarme
-          Vamos a bailar –
-          No, me da pereza- dije
-          ¡Que aburrida! Ven- me reí y me levante
Nos dirigimos a la pista –que era la sala- pero al llegar me dí cuenta de algo.
-          Cristian, yo no se bailar este tipo de música – dije, Cristian me miro sin creerme- La música que escuchaba es completamente diferentes y tu lo sabes
-          Es verdad – dijo sonriendo
Estábamos en la mitad de la pista, y él me enseñaba a bailar. Nos reíamos todo el tiempo, pero no era tan difícil como yo pensaba. Me divertí y bailamos mucho. Estaba cansada, por lo que fui a beber algo, llegué a la mesa y allí estaba Zac con Justin.
-          Hola hermanita, ¿cómo la estás pasando?-
-          Bien, pero tengo sed – dije
-          Bueno entonces toma esto- dijo Zac y me tendió su vaso. Sin pensarlo lo recibí
-          ¿Qué es?- pregunté cuando el vaso estaba muy cerca de mis labios
-         Cerveza- dijo Zac y como acto reflejo aleje el vaso – Vamos, estás en una fiesta
-          Esta bien –
No es que fuera la primera vez que tomara, simplemente no lo hacia mucho. Tome un sorbo y le devolví el vaso a Zac, me sonrió y me dio un beso en la mejilla.
-          Esa es mi chica- dijo Zac
-          ¿Tu chica?- dije sonriendo
-          Si, ven vamos a bailar- dejo su vaso por ahí y me llevo hasta la pista.
El resto de la noche fuimos casi inseparables, nos la pasábamos bailando, aunque también baile con Jake, Cristian y Thom, también vi a Sarah todo el tiempo con mi hermano –cosa que me tendría que contar después- y a Paul y a Alex juntos mientras Ashley se moría de los celos. Me divertí mucho, y poco a poco todos se comenzaron a ir, tome bastante, pero no lo suficiente para estar borracha, simplemente mareada.
-          Chao Nikki, ya me voy- dijo Sarah casi a las 3
-          ¿La vas a acompañar? – pregunté a Justin que estaba al lado de Sarah
-          Si - dijo
-          Chao – me levante de la silla en la que estaba sentada y le susurré al oído – Mañana me contarás todo. Ella solo asintió sin que Justin lo notara
Cuando Justin regresó ya se habían ido casi todos, solo quedaba Zac, pero el se iba a quedar en la casa, recogimos lo más que pudimos para que a mamá no le diera algo cuando viera el desorden al día siguiente – ella, Josh y Emily habían llegado casi a las 12 y sin demorarse habían subido a sus respectivos cuartos- y subimos al tercer piso.
Al llegar me despedí de mis hermanos y me fui a mi cuarto. Me dirigí al baño, me desmaquillé y me coloqué mi pijama; un short y una blusa de tiras. Regresé a mi cuarto y me senté en mi cama. Estaba por acostarme cuando alguien entró al cuarto
-          Solo venía a despedirme y a decirte que la pasé muy bien contigo hoy- dijo Zac acercándose a donde yo estaba
-          Yo también la pase muy bien hoy – dije sonriendo
-          Bueno adiós- se despidió y me dio un beso en la mejilla aunque muy cercano a la boca
-          Adiós – articule como pude. El sonrió y salió.
Me acosté y me quede pensando. Si, podría ser que me gustara Zac, pero amaba a Sebastian. Completamente agotada se me comenzaron a cerrar los párpados, había sido una buena noche, no había pasado nada demasiado interesante pero aún así había disfrutado como hace mucho no hacía.

16 de febrero de 2011

Capítulo 9: "¿Y tu amor por mi?"

-          ¡Nicolle levántate! ¡Ya está tarde!- gritó Derek entrando a mi cuarto
-          Está bien, está bien – respondí aún medio dormida.
Me senté en la cama y cogí mi celular del velador, miré la hora; 8:10 de la mañana y las clases comenzaban a las 8:30. Me levanté de un salto y me dirigí a la ducha. Me bañe rápidamente sin mojar mi cabello y regresé a mi cuarto envuelta en la toalla. Abrí el armario y me puse lo primero que vi. Cogí mi mochila, un saco y los zapatos en las manos y baje las escaleras. Derek ya estaba afuera, salí y me subí al carro, detrás de mí salió Justin que cerró la puerta de la casa y se sentó en el asiento del copiloto.
De caminó a la escuela me coloque los zapatos, y organicé mis cosas. Llegamos y justo cuando me estaba bajando del carro sonó la campana que anunciaba que las clases acababan de comenzar. Salí corriendo hacia el salón de español y justo cuando entre Lauren cerró la puerta.
-          ¿Qué te paso?- me susurro Jake que estaba delante mío.
-          Me quede dormida-
El resto de la clase no hable; Lauren estaba explicando cómo conjugar algunos verbos. Algo bueno podía sacarle a la clase de español, no tenía que poner atención y podía hacer lo que quisiera. Luego tuve música, mi voz no era tan mala como pensaba, pero la de Chelsea era la mejor de todas; por eso tenía los solos.  
Me dirigí a la cafetería en compañía de Chelsea, al llegar divisé a mis amigos, me despedí de Chelsea y me dirigí hacia ellos.
-          Hola – me saludó Cristian al llegar
-          Hola-
Deje mi bolso y me levanté para ir por algo para almorzar. Cuando estaba regresando a la mesa, Zac se me acercó y me susurró un Nos vemos esta noche para luego seguir como si nada hubiera pasado.
-          ¿Alguna vez tus hermanos vivieron en Colombia? – preguntó Ashley después de un rato
-          Si, algo así-
-          ¿Cómo así?
-          Pues, mi mamá y Josh conocieron por la empresa, yo a él lo conozco desde hace dos años, pero a Justin, Dereck y Hilary los conocí en la boda. Eso fue hace casi un año. Ellos viajaron dos semanas y se regresaron. Josh siempre viajaba, y mama también, hasta que duraron un tiempo sin viajes y mis hermanos se fueron a Colombia, donde vivimos todos juntos tres meses. Pero, mamá y Josh comenzaron a pensar en donde viviríamos, Hilary se enteró he hizo todo lo posible porque fuera acá, yo para que fuera allá, pero ella ganó-
-          ¿Y tu papa?- preguntó Thom que estaba pendiente de nuestra conversación
-          Vive en Colombia, tiene una esposa y una hija de casi dos años-
-          ¿Y no pensaste en quedarte con él?-
-          Si, pero mamá se negó –
Sonó la campana que anunciaba que era hora de regresar a clases, recogí la bandeja donde antes estaba mi comida y fui a dejarla en la basura. Me dirigí al salón de Biología y me senté en el que ya era mi puesto. Al lado mió se sentó Jake como el primer día que nos conocimos. Eran dos horas seguidas de Biología, y el maestro solo hablo.
-          Pensé que esta tortura no iba a acabar nunca – dijo Jake estirando los brazos – Casi me duermo
-          Yo igual – recogí mis cosas y me levante – Nos vemos más tarde, ¿verdad?
-          ¿Te haría mucha falta si no voy? – dijo sonriendo
-          No te hagas ilusiones – dije poniendo los ojos en blanco
-          Si voy, nos vemos más tarde-
Salí del salón y me dirigí hacia el parqueadero, pero mi móvil comenzó a sonar. Si otra vez es Justin llamando para decir que me dejo tirada, ni crea que esta vez lo voy a perdonar tan fácil, pensé, pero me sorprendí al ver que la llamada era de Sarah.
-          ¿Hola?-
-          Hola Nikki, ¿ya saliste del instituto?-
-          No, ¿por?-
-          Quería saber si nos íbamos juntas, me acompañas a mi casa a recoger mis cosas, y luego vamos a la tuya, ¿quieres?-
-          Si claro, ¿Dónde estás?-
-          En el parqueadero –
-          Esta bien, ya voy para allá –
Colgué y llamé a Justin.
-          Hermanita, yo te quiero pero te estás demorando y me quiero ir – dijo apenas contestó
-          Hola Justin, yo estoy muy bien, ¿y tu? –
-          Si muy bien, ¿te apuras?-
-          No, no me voy con ustedes. Nos vemos más tarde –
-          ¿Y no pudiste llamar hace muchos minutos?- me reí
-          Mi venganza, te quiero hermanito – sin esperar respuesta colgué.
Caminé hacia el parqueadero y allí ya estaba Sarah, la saludé y juntas nos dirigimos a su carro.
Llegamos a su casa y subimos a su cuarto. Era muy grande y bonito, tenía una cama amplia con dos veladores a cada lado. Tenía un escritorio, un televisor, un sofá y un tocador.  Me senté en la cama mientras Sarah buscaba sus cosas y las guardaba en una maleta.
-          Estoy lista – dijo Sarah antes de que pasaran 10 minutos
-          Bueno, vamos –

Llegamos a mi casa y subimos a mi habitación, deje mi bolso cerca de mi cama y Sarah hizo lo mismo. Nos sentamos en mi cama y comenzamos a hablar. Al rato, Sarah vio el portarretrato y lo cogió.
-          ¿Quiénes son?- dijo señalando a mis amigos
-          Mis mejores amigos: Nicolás y Carolina- ella sonrió
-          ¿Y él? –
-          Sebastián –
Se quedó un rato más mirando las fotos y volvió a dejar el portarretrato en su sitio. Hablamos un poco más y decidimos ver una película. Bajamos a la sala, y mientras ella escogía que veríamos, yo fui a la cocina a hacer palomitas. 
La película comenzó, y de ves en cuando hacíamos comentarios de esta. A la media hora de ver la película tocaron a la puerta. Sin pausarla decidí levantarme a abrirla, y al hacerlo pude ver a Zac, Justin y Dereck enfrente mío, cada uno con una bolsa en la mano.
-          Hola chicos-
-          Hola Nikki dijo Zac – quería volverte a ver
-          Yo se que te hago falta – dije sonriendo mientras Zac también lo hacía y Justin reía
-          ¿Qué haces?- preguntó Dereck mientras seguían a la cocina
-          Veo una película con Sarah – dije y regresé a mi sitio junto a Sarah para seguir viendo la película
-          ¿Nos van ayudar con lo de la fiesta? – preguntó Justin, miré a Sarah y por su mirada vi que no estaba muy interesada
-          Lo siento hermanito, mi amor por ti no llega a tanto –
-          ¿Y tu amor por mí? – preguntó Zac sentándose a mi lado y pasando su brazo por mis hombros. Me sonrojé y baje mi vista
-          Ehh, tampoco – dije intentando aparentar estar calmada, cosa que no funcionó del todo bien. Zac solo rió y me soltó
-          Bueno, váyanse y déjennos terminar de ver la película – dijo Sarah
-          Esta bien – dijeron y los tres salieron al patio
Seguimos viendo la película y cuando terminó, ya eran casi las 7 de la noche, por lo que decidimos subir a mi habitación.
-          ¿Me prestas tu computadora? –
-          Claro, utilízala – dije mientras se la entregaba
-          ¿Crees que Chelsea venga? –
-          No se, supongo ¿por qué preguntas?- dije confundida
-          Pues es amiga de Michelle – dijo como si fuera obvio
-          Si eso lo se, pero ¿que tiene que sea amiga de Michelle? – en verdad no entendía nada
-          Pues, Michelle es hermana de Kate – dijo mirando a la pantalla
-          ¿En serio? Con razón se me hacían parecidas – dije más para mi misma. Nos quedamos un rato en silencio mientras yo miraba a la nada y ella concentrada en lo que estaba haciendo
-          Nikki te están hablando – dijo Sarah girando el computador para que yo pudiera ver la pantalla
-          ¿Quién? – pregunté mirando la pantalla

6 de febrero de 2011

Capítulo 8: "¿Crees que va a funcionar?"

Hola!!
Perdón por haber tardado tanto en publicar, les prometo que posteare más seguido. Espero que les guste esta entrada :)


Como era de esperarse, estaba cansada al día siguiente. Me arreglé y me fui con Derek y Justin al instituto. Tenía dos horas seguidas de Matemáticas, llegué al salón y me senté junto a Sarah. Delante de esta estaban Ashley y Rachel que hablaban ignorándola.
-          Hola Sarah-
-          Hola
-          ¿Por qué estás sentada sola?-
-          Pues, siempre me siento con Rachel, pero hoy esta sentada con Ashley- dijo intentando quitarle importancia al asunto - ¿Y qué te pasa a ti?  
-          Solamente estoy cansada-
-          ¿Por qué?- preguntó con curiosidad
-          Ayer estuve hablando con Sebastián hasta muy tarde –
-          Solo es una pregunta, pero, ¿crees que va a funcionar? Pues nunca se ven y viven un poco lejos
-          Si, si lo creo. Haré todo lo posible por que sea así-
-          Te deseo suerte- me quedé en silencio preguntándome por qué todos  me decían lo mismo.
-          Si te enfadaste lo siento- dijo Sarah interrumpiendo mis pensamientos
-          No, no es eso. Solo que varias personas me han dicho lo mismo-
-          No te preocupes, si lo quiere en verdad, va a funcionar. ¿Cuánto llevan juntos?
-          9 meses
Se quedó pensando y no hablamos por un buen rato, al final terminé contándole mi vida, me aburría hablar tanto de mí además que me sentía egocéntrica, pero ella parecía interesada.
-          ¿Por qué no estás hablando con Ashley y Rachel? –pregunté cuando me di cuenta como Sarah miraba a Rachel y ella la ignoraba olímpicamente al igual que Ashley. Ella suspiró.
-          Me enfadé con Rachel porque hoy está en esos días en que cree que me puede tratar como se le da la gana, y `pues cuando pelea conmigo, me ignora al igual que Ashley –
-          Que mal –
-          No importa mucho la verdad, no es la primera vez que pasa –
Me sentí mal, Sarah era una buena persona y no merecía que la trataran así, aunque ella dijera que no le importaba se notaba que si.
-          ¿Quieres salir conmigo hoy?- pregunté
-          Está bien –
-          Podemos ir a comer un helado o ver una película – dije pensando
-          Me agrada la idea – dijo y me sonrió.
Después de acabar nuestras dos horas de Matemáticas, nos dirigimos a la cafetería.
-          Hola chicas- dijo Paul cuando Sarah y yo nos sentamos. El resto ya estaba ahí.
-           Hola-
Todos hablaban animadamente, pero yo no participaba, pensaba en varias cosas; en la conversación con Sarah, y con Sebastián. De pronto, Jake interrumpió el hilo de mis pensamientos.
-          ¿Y qué más de tu novio?- el tono que utilizó no fue de curiosidad sino por entablar conversación
-          Pues la verdad, bien- dije sonriendo. Mi mirada comenzó a recorrer el comedor, y de pronto, al pasar por la mesa de mis hermanos; mi mirada se cruzó con la de Zac, que me sonrió y me hizo señas para que me acercara. – Ya vengo
Me levanté de la silla sin esperar una respuesta por parte de mis amigos y me dirigí hacia él.
-          Hola Nikki- dijo mientras me pasaba el brazo por la cintura pero el continuaba sentado.
-          Hola Zac, ¿qué pasa?-
-          Mira, ellas son Katherine y Roxanne – dijo señalándolas, Katherine tenía el cabello castaño claro y los ojos también, y Roxanne rubia y ojos verdes. Su mirada no era muy amistosa
-          Hola, dime Kate y a ella Roxy –
-          Hola-
-          Hermanita, mañana vamos a hacer una fiesta en la casa, entonces invita a tus amigos- dijo Justin
-          Está bien, yo les digo – me despedí y me dirigí nuevamente hacia mi mesa
-          ¿Qué pasó?- preguntó Sarah
-          Nada, simplemente Zac me llamo, y mi hermano me dijo que mañana hay una fiesta en mi casa, y que están invitados-
-          Cuenta conmigo- dice Cristian
-          Y conmigo- dijo Sarah
-          Bueno, vamos todos- dijo sonriendo Jake
-          Será divertido- dije respondiendo a la sonrisa de Jake
La campana sonó y cada uno se fue para su clase. La clase de Gimnasia pasó rápido y llegó la de Geografía, y otra vez paso con una preocupante rapidez. Me dirigí hacia el carro, pero ninguno de mis hermanos estaba ahí. Quizás se demoraron pensé. Después de casi 10 minutos me desesperé y decidí caminar a casa, pero antes de que pudiera dar más de cinco pasos lejos del carro, mi celular vibró.

Nikki lo lamento, no te puedo llevar a casa., pero no te vas sola. Zac te espera en la salida. Cuando lleguemos te explicamos. Justin

Bueno, por lo menos no me iría sola. Me dirigí al parqueadero y busque con la mirada a Zac, cuando logré localizarlo me dirigí a él. Estaba recostado en su carro con una mano dentro del bolsillo de su pantalón y sonreía.
-          Hola Zac, ¿hoy serás mi niñero?- dije sonriendo
-          - dijo  correspondiéndome a la sonrisa- ¿Vamos?
-          Claro-
Me subí a su carro y él lo hizo por el otro lado.
-          Y ¿por qué me vas a llevar tú? Digo, ¿te ofreciste o te obligaron?- pregunté después de un rato en el que el silencio había comenzado a fastidiarme
-          No tenía nada mejor que hacer-
-          Oh, y ¿por qué organizaron una fiesta?-
-          Pues, como ustedes se mudaron hace poco, pensamos que era necesario estrenar la casa, y la mejor manera era la fiesta –
-          Es verdad- él sonrió – ¿y mis hermanos? ¿qué les paso?-
-          Están castigados-
-          ¿Castigados?-
-          Sí, siempre les pasa. Iban a salir del instituto para encontrarse con David y conmigo pero los atraparon-
-          Que idiotas- dije más para mí misma, pero Zac me escucho y sonrió.
-          Si la verdad es que si – Zac detuvo el carro y me di cuenta que ya habíamos llegado
-          Gracias Zac
-          De nada- me despedí con un beso en la mejilla y salí del carro.
Al entrar a casa, me encontré con Emily en la sala estaba en el piso coloreando. La saludé y subí a mi habitación. Deje mi mochila y regresé a la cocina para comer algo. Allí se encontraba una chica de unos 18 o 19 años que no conocía.
-          Hola – saludé, la chica se giro y me miro. Era un poco más alta que yo, su pelo era negro y lo llevaba hasta un `poco más debajo de los hombros. Sus ojos eran una combinación de gris con azul.
-          Hola, me llamo Alexandra, pero dime Alex –
-          Yo me llamo Nicolle. Perdón pero, ¿tu quién eres?-
-          Soy la niñera de Emily - ¿niñera? No sabía que tenía una, aunque claro, es lo más lógico ya que mamá trabaja todo el día
-          No te había visto antes – dije más para mi misma
-          Es que estaba en mis días libres, y regresé a trabajar el martes –
-          No te vi ni el martes ni ayer – aunque claro, estuve el martes dormida toda la tarde y ayer hable con Sebastián, pero aún así me extrañaba no haberla visto apenas llegaba a casa
-          Eso es porque el martes lleve a tu hermana al parque y ayer me estuvimos en su habitación jugando con sus muñecas –
-          Oh – fue lo único que dije, Alex volvió a sonreír y continuó preparando algo de comer
Todavía tenía tiempo, pues Sarah vendría por mí a las 5. Llamé a mamá mientras me servía agua para pedirle permiso y no se opuso, le encantó la idea.
-          Alex tengo hambre- dijo Emily entrando a la cocina
-          Espera, ya estoy terminando- dijo mientras cogía una bandeja en la que había galletas, leche y un plato de fruta
-          Está bien –
Alex salió y fue al jardín con Emily, ambas se sentaron en el pasto a comer mientras tomaban el sol. Estuve en mi habitación hasta que llegó la hora de comenzar a arreglarme. Me maquille un poco y cambie mi bolso. No eran las cinco y ya estaba lista, no sabía que hacer por lo que me senté en la sala a ver televisión. No tuve que esperar mucho porque a los pocos minutos llamaron a la puerta.
-          Hola Sarah- la salude al verla
-          Hola, ¿lista?-
-          Claro – recogí mi bolso y salí detrás de ella.
Subimos al carro y puso música, nos dirigimos al centro comercial.
-          ¿Te molestaría acompañarme a comprar ropa? Necesito algo para mañana – preguntó después de un rato en silencio
-          No, no me molesta. Quizás encuentre algo para mi, porque la verdad, también necesito-
Llegamos al centro comercial y nos dirigimos a una tienda que Sarah ya conocía. Ella se probó casi toda la tienda, pero al final no se quedo con nada. Yo encontré un short y me lo probé, me gusto y lo compre.
Así hicimos en varias tiendas. Eran casi las 7 cuando, terminamos. Ella se compró un short blanco y una blusa negra sin mangas. Yo me compre un short gris y una blusa morada que dejaba ver un hombro. Decidimos que nos arreglaríamos juntas para la fiesta en mi casa.
-          ¿Vamos a comer algo? –
-          Claro –
Nos dirigimos a la heladería y cada una pidió un helado. Cuando nos lo entregaron nos sentamos en una mesa cercana a la puerta. 

-          Nos vemos mañana – me despedí de Sarah que me había regresado a casa
-          Esta bien, adiós – me baje del carro y me dirigí a casa
-          Hola mamá -
-          Hola hija – me respondió desde la cocina - ¿Qué tal te fue?
-          Bien, compre ropa – dije mientras me dirigía a la cocina.
-          Me gusta – dijo cuando le mostré todo - ¿Es para mañana?
-          Si, ¿sabes lo de mañana?-
-          Si, al principio no estaba segura pero Josh me aseguro que no pasaría nada, que no era la primera vez que los chicos hacían una fiesta. Así que acepte y mañana en la noche Josh, Emily y yo saldremos a hacer algo – solo sonreí como respuesta.
Subí a mi cuarto, me cambie y me acosté a dormir.