16 de febrero de 2011

Capítulo 9: "¿Y tu amor por mi?"

-          ¡Nicolle levántate! ¡Ya está tarde!- gritó Derek entrando a mi cuarto
-          Está bien, está bien – respondí aún medio dormida.
Me senté en la cama y cogí mi celular del velador, miré la hora; 8:10 de la mañana y las clases comenzaban a las 8:30. Me levanté de un salto y me dirigí a la ducha. Me bañe rápidamente sin mojar mi cabello y regresé a mi cuarto envuelta en la toalla. Abrí el armario y me puse lo primero que vi. Cogí mi mochila, un saco y los zapatos en las manos y baje las escaleras. Derek ya estaba afuera, salí y me subí al carro, detrás de mí salió Justin que cerró la puerta de la casa y se sentó en el asiento del copiloto.
De caminó a la escuela me coloque los zapatos, y organicé mis cosas. Llegamos y justo cuando me estaba bajando del carro sonó la campana que anunciaba que las clases acababan de comenzar. Salí corriendo hacia el salón de español y justo cuando entre Lauren cerró la puerta.
-          ¿Qué te paso?- me susurro Jake que estaba delante mío.
-          Me quede dormida-
El resto de la clase no hable; Lauren estaba explicando cómo conjugar algunos verbos. Algo bueno podía sacarle a la clase de español, no tenía que poner atención y podía hacer lo que quisiera. Luego tuve música, mi voz no era tan mala como pensaba, pero la de Chelsea era la mejor de todas; por eso tenía los solos.  
Me dirigí a la cafetería en compañía de Chelsea, al llegar divisé a mis amigos, me despedí de Chelsea y me dirigí hacia ellos.
-          Hola – me saludó Cristian al llegar
-          Hola-
Deje mi bolso y me levanté para ir por algo para almorzar. Cuando estaba regresando a la mesa, Zac se me acercó y me susurró un Nos vemos esta noche para luego seguir como si nada hubiera pasado.
-          ¿Alguna vez tus hermanos vivieron en Colombia? – preguntó Ashley después de un rato
-          Si, algo así-
-          ¿Cómo así?
-          Pues, mi mamá y Josh conocieron por la empresa, yo a él lo conozco desde hace dos años, pero a Justin, Dereck y Hilary los conocí en la boda. Eso fue hace casi un año. Ellos viajaron dos semanas y se regresaron. Josh siempre viajaba, y mama también, hasta que duraron un tiempo sin viajes y mis hermanos se fueron a Colombia, donde vivimos todos juntos tres meses. Pero, mamá y Josh comenzaron a pensar en donde viviríamos, Hilary se enteró he hizo todo lo posible porque fuera acá, yo para que fuera allá, pero ella ganó-
-          ¿Y tu papa?- preguntó Thom que estaba pendiente de nuestra conversación
-          Vive en Colombia, tiene una esposa y una hija de casi dos años-
-          ¿Y no pensaste en quedarte con él?-
-          Si, pero mamá se negó –
Sonó la campana que anunciaba que era hora de regresar a clases, recogí la bandeja donde antes estaba mi comida y fui a dejarla en la basura. Me dirigí al salón de Biología y me senté en el que ya era mi puesto. Al lado mió se sentó Jake como el primer día que nos conocimos. Eran dos horas seguidas de Biología, y el maestro solo hablo.
-          Pensé que esta tortura no iba a acabar nunca – dijo Jake estirando los brazos – Casi me duermo
-          Yo igual – recogí mis cosas y me levante – Nos vemos más tarde, ¿verdad?
-          ¿Te haría mucha falta si no voy? – dijo sonriendo
-          No te hagas ilusiones – dije poniendo los ojos en blanco
-          Si voy, nos vemos más tarde-
Salí del salón y me dirigí hacia el parqueadero, pero mi móvil comenzó a sonar. Si otra vez es Justin llamando para decir que me dejo tirada, ni crea que esta vez lo voy a perdonar tan fácil, pensé, pero me sorprendí al ver que la llamada era de Sarah.
-          ¿Hola?-
-          Hola Nikki, ¿ya saliste del instituto?-
-          No, ¿por?-
-          Quería saber si nos íbamos juntas, me acompañas a mi casa a recoger mis cosas, y luego vamos a la tuya, ¿quieres?-
-          Si claro, ¿Dónde estás?-
-          En el parqueadero –
-          Esta bien, ya voy para allá –
Colgué y llamé a Justin.
-          Hermanita, yo te quiero pero te estás demorando y me quiero ir – dijo apenas contestó
-          Hola Justin, yo estoy muy bien, ¿y tu? –
-          Si muy bien, ¿te apuras?-
-          No, no me voy con ustedes. Nos vemos más tarde –
-          ¿Y no pudiste llamar hace muchos minutos?- me reí
-          Mi venganza, te quiero hermanito – sin esperar respuesta colgué.
Caminé hacia el parqueadero y allí ya estaba Sarah, la saludé y juntas nos dirigimos a su carro.
Llegamos a su casa y subimos a su cuarto. Era muy grande y bonito, tenía una cama amplia con dos veladores a cada lado. Tenía un escritorio, un televisor, un sofá y un tocador.  Me senté en la cama mientras Sarah buscaba sus cosas y las guardaba en una maleta.
-          Estoy lista – dijo Sarah antes de que pasaran 10 minutos
-          Bueno, vamos –

Llegamos a mi casa y subimos a mi habitación, deje mi bolso cerca de mi cama y Sarah hizo lo mismo. Nos sentamos en mi cama y comenzamos a hablar. Al rato, Sarah vio el portarretrato y lo cogió.
-          ¿Quiénes son?- dijo señalando a mis amigos
-          Mis mejores amigos: Nicolás y Carolina- ella sonrió
-          ¿Y él? –
-          Sebastián –
Se quedó un rato más mirando las fotos y volvió a dejar el portarretrato en su sitio. Hablamos un poco más y decidimos ver una película. Bajamos a la sala, y mientras ella escogía que veríamos, yo fui a la cocina a hacer palomitas. 
La película comenzó, y de ves en cuando hacíamos comentarios de esta. A la media hora de ver la película tocaron a la puerta. Sin pausarla decidí levantarme a abrirla, y al hacerlo pude ver a Zac, Justin y Dereck enfrente mío, cada uno con una bolsa en la mano.
-          Hola chicos-
-          Hola Nikki dijo Zac – quería volverte a ver
-          Yo se que te hago falta – dije sonriendo mientras Zac también lo hacía y Justin reía
-          ¿Qué haces?- preguntó Dereck mientras seguían a la cocina
-          Veo una película con Sarah – dije y regresé a mi sitio junto a Sarah para seguir viendo la película
-          ¿Nos van ayudar con lo de la fiesta? – preguntó Justin, miré a Sarah y por su mirada vi que no estaba muy interesada
-          Lo siento hermanito, mi amor por ti no llega a tanto –
-          ¿Y tu amor por mí? – preguntó Zac sentándose a mi lado y pasando su brazo por mis hombros. Me sonrojé y baje mi vista
-          Ehh, tampoco – dije intentando aparentar estar calmada, cosa que no funcionó del todo bien. Zac solo rió y me soltó
-          Bueno, váyanse y déjennos terminar de ver la película – dijo Sarah
-          Esta bien – dijeron y los tres salieron al patio
Seguimos viendo la película y cuando terminó, ya eran casi las 7 de la noche, por lo que decidimos subir a mi habitación.
-          ¿Me prestas tu computadora? –
-          Claro, utilízala – dije mientras se la entregaba
-          ¿Crees que Chelsea venga? –
-          No se, supongo ¿por qué preguntas?- dije confundida
-          Pues es amiga de Michelle – dijo como si fuera obvio
-          Si eso lo se, pero ¿que tiene que sea amiga de Michelle? – en verdad no entendía nada
-          Pues, Michelle es hermana de Kate – dijo mirando a la pantalla
-          ¿En serio? Con razón se me hacían parecidas – dije más para mi misma. Nos quedamos un rato en silencio mientras yo miraba a la nada y ella concentrada en lo que estaba haciendo
-          Nikki te están hablando – dijo Sarah girando el computador para que yo pudiera ver la pantalla
-          ¿Quién? – pregunté mirando la pantalla

No hay comentarios.:

Publicar un comentario