26 de febrero de 2011

Capítulo 10: "¿Tu chica?"

-          Nikki te están hablando – dijo Sarah girando el computador para que yo pudiera ver la pantalla
-          ¿Quién? – pregunté mirando la pantallaah Carolina
Sarah se levanto y comenzó a sacar sus cosas para arreglarse.
        Caro: Nikki pon la cámara estoy con Nicolás
Hice lo que me pidió, y la vi a ella con Nicolás, sonriéndome.
Nikki: Hola chicos, ¿cómo están?
Caro: Bien ¿y tu? ¿Cómo te ha ido?
Nikki: Bien, ya tengo amigos, pero igual los extraño mucho a ustedes
Nicolás: Si nosotros también a ti.
Nikki: ¿y eso? ¿Por qué están juntos?
Caro: Pues ahora vamos a salir todos. Pero Nicolás no dejaba de marearme con que te habláramos, entonces pues eso hicimos
Nicolás: Es mentira, si quería hablar contigo, pero Caro también ¿y tu? ¿Tienes algún plan para hoy?
Nikki: De hecho sí. Ahora comenzaré a arreglarme porque Justin, Derek y Zac hicieron una fiesta
Nicolás: ¿Zac?
Nikki: Un amigo de mis hermanos
Caro: ¿Es guapo?
Nikki: Pues, normal
Caro: ¿Normal? ¡Eso quiere decir que si! ¿Te gusta?
Iba a decir que no, pero por alguna razón no pude.
-          Nikki tenemos que empezar a arreglarnos – dijo Sarah. Mentalmente se lo agradecí, no quería responder a esa pregunta
-          Un momento – dije sonriéndole a Sarah
    Caro: ¿No me vas a responder?
    Nicolás: ¿Quién hablo?
    Nikki: Sarah, les contaré otro día. Ahora tengo que arreglarme
    Nicolás: Chao
    Caro: ¡No espera! No respondiste
    Nicolás: Ay Caro, después lo hará
Carolina iba a decir algo pero Nicolás apagó el video-llamada. Suspire, Sarah me miró extrañada pero no dijo nada. Cogió sus cosas y se dirigió al baño para cambiarse. Me quedé pesando, Zac indudablemente me parecía guapo, pero ¿habrá algo más? Cuando Carolina me preguntó iba a responderle inmediatamente que amaba a Sebastián, pero no pude, si le respondía eso no le estaba negando que me gustara Zac. ¿Será que me gusta? No, yo amo a Sebastián me dije a mi misma como intentando convencerme. Entre amar y gustar hay una gran diferencia contraataco una voz en mi interior. Aunque no quisiera admitirlo era verdad, me podía gustar Zac, una atracción puramente física y querer a Sebastián.
-          ¿No te vas a cambiar?- preguntó Sarah que ya había salido del baño
-          Ehh si- busqué mi ropa y me cambié
Cuando regresé Sarah había colocado música y estaba sentada en la cama sacando unas cosas de su mochila.
-          ¿Lista?- preguntó Sarah
-          Si, ¿y tu?-
-          También-
-          ¿No van a bajar nunca?- preguntó Justin irrumpiendo en mi habitación
-          Oye, ¿no sabes tocar?- pregunté
-          No lo siento, yo no hago eso. ¿les falta mucho?- preguntó sentándose al lado de Sarah
-          No, ¿por qué tanta insistencia?-
-          Porque, aparte de que llevan horas aquí, ya llegaron casi todos-
-          ¿En serio?-
-          Si, bueno chicas las esperó abajo-
-          Bueno –
-          Chao – dijo Sarah que hasta ese momento no había hablado
-          Chao linda- dijo Justin dirigiéndose a Sarah, le dio un beso en la mejilla, ser rió y se fue
-          Eso fue extraño, incluso hablando de Justin- dije mirando a Sarah que estaba increíblemente roja
-          No me molestó, es más lo extrañaba – dijo como si estuviera pensando en voz alta
-          Espera, ¿Qué dijiste? ¿Cómo así que lo extrañabas?- pregunté
-          Nada, tonterías mías – dijo nerviosa apagando la música y dirigiéndose a la puerta
-          ¿Te gusta mi hermano? – en el momento que pronuncie esas palabras Sarah se quedo quieta y se giro
-          ¿Por que dices eso? – dijo nerviosa nuevamente
-          ¡Oh por Dios! Si te gusta mi hermano-
-          ¡Shh cállate! –
-          Está bien, pero me tendrás que contar todo –
-          Bueno, pero después. Ya tenemos que bajar –
Salimos del cuarto y bajamos. Ya se oía música y parecía que había mucha gente y al llegar al primer piso mis sospechas se confirmaron. Por mucho conocía a diez personas, algunas las había visto por los pasillos y otras eran unos perfectos desconocidos. Vi a Hilary con Roxanne, a Kate con Derek, vi a Chelsea y a Michelle juntas al igual que Ashley y Rachel y también vi a Paul hablando con Alex. Por fin encontré un lugar donde sentarme pues desde que llegamos al primer piso Sarah había desaparecido de mi lado, me dirigí hacia allí y me senté.
-          ¡Hola! – dijo Cristian
-          ¡Hola! – dije con ánimo correspondiéndole a su sonrisa
-          Estás muy guapa
-          Gracias- dije sin poder evitar sonrojarme
-          Vamos a bailar –
-          No, me da pereza- dije
-          ¡Que aburrida! Ven- me reí y me levante
Nos dirigimos a la pista –que era la sala- pero al llegar me dí cuenta de algo.
-          Cristian, yo no se bailar este tipo de música – dije, Cristian me miro sin creerme- La música que escuchaba es completamente diferentes y tu lo sabes
-          Es verdad – dijo sonriendo
Estábamos en la mitad de la pista, y él me enseñaba a bailar. Nos reíamos todo el tiempo, pero no era tan difícil como yo pensaba. Me divertí y bailamos mucho. Estaba cansada, por lo que fui a beber algo, llegué a la mesa y allí estaba Zac con Justin.
-          Hola hermanita, ¿cómo la estás pasando?-
-          Bien, pero tengo sed – dije
-          Bueno entonces toma esto- dijo Zac y me tendió su vaso. Sin pensarlo lo recibí
-          ¿Qué es?- pregunté cuando el vaso estaba muy cerca de mis labios
-         Cerveza- dijo Zac y como acto reflejo aleje el vaso – Vamos, estás en una fiesta
-          Esta bien –
No es que fuera la primera vez que tomara, simplemente no lo hacia mucho. Tome un sorbo y le devolví el vaso a Zac, me sonrió y me dio un beso en la mejilla.
-          Esa es mi chica- dijo Zac
-          ¿Tu chica?- dije sonriendo
-          Si, ven vamos a bailar- dejo su vaso por ahí y me llevo hasta la pista.
El resto de la noche fuimos casi inseparables, nos la pasábamos bailando, aunque también baile con Jake, Cristian y Thom, también vi a Sarah todo el tiempo con mi hermano –cosa que me tendría que contar después- y a Paul y a Alex juntos mientras Ashley se moría de los celos. Me divertí mucho, y poco a poco todos se comenzaron a ir, tome bastante, pero no lo suficiente para estar borracha, simplemente mareada.
-          Chao Nikki, ya me voy- dijo Sarah casi a las 3
-          ¿La vas a acompañar? – pregunté a Justin que estaba al lado de Sarah
-          Si - dijo
-          Chao – me levante de la silla en la que estaba sentada y le susurré al oído – Mañana me contarás todo. Ella solo asintió sin que Justin lo notara
Cuando Justin regresó ya se habían ido casi todos, solo quedaba Zac, pero el se iba a quedar en la casa, recogimos lo más que pudimos para que a mamá no le diera algo cuando viera el desorden al día siguiente – ella, Josh y Emily habían llegado casi a las 12 y sin demorarse habían subido a sus respectivos cuartos- y subimos al tercer piso.
Al llegar me despedí de mis hermanos y me fui a mi cuarto. Me dirigí al baño, me desmaquillé y me coloqué mi pijama; un short y una blusa de tiras. Regresé a mi cuarto y me senté en mi cama. Estaba por acostarme cuando alguien entró al cuarto
-          Solo venía a despedirme y a decirte que la pasé muy bien contigo hoy- dijo Zac acercándose a donde yo estaba
-          Yo también la pase muy bien hoy – dije sonriendo
-          Bueno adiós- se despidió y me dio un beso en la mejilla aunque muy cercano a la boca
-          Adiós – articule como pude. El sonrió y salió.
Me acosté y me quede pensando. Si, podría ser que me gustara Zac, pero amaba a Sebastian. Completamente agotada se me comenzaron a cerrar los párpados, había sido una buena noche, no había pasado nada demasiado interesante pero aún así había disfrutado como hace mucho no hacía.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario