14 de marzo de 2011

Capítulo 12: "Me falto darte una cosa"

Terminamos de ver la película y regresamos a su habitación.
-          ¿Me prestas tu computadora? – pregunté después de un rato
-          Claro, utilízala – dijo entregándomela
La prendí y comencé a mirar la música que tenía Nicolle, el 70% no la conocía por lo que comencé a descargarle canciones.
-          ¿Crees que Chelsea venga? – pregunté después de un rato. Ella era una gran amiga mía aunque ya casi no habláramos
-          No sé, supongo ¿por qué preguntas?- dijo
-          Pues es amiga de Michelle – dije sin poner real atención en explicarle
-          Si eso lo sé, pero ¿qué tiene que sea amiga de Michelle? –
-          Pues, Michelle es hermana de Kate –
-          ¿En serio?– dijo algo más pero no lo escuche
Nos quedamos en silencio, yo bajando canciones y ella, bueno no sé qué hacía no la estaba mirando. De pronto suena ese sonido tan característico del Messenger, miré quien era y era una amiga de Nicolle.
-          Nikki te están hablando – dije dándole el computador
-          ¿Quién? ah Carolina-
Me levante para dejarla hablar y comencé a sacar mis cosas de la maleta. Nicolle comenzó a hablar en español y una chica le respondía. No intenté entender lo que decían porque sabía que no serviría de nada, abandone español desde la primera clase que tuve. Entre palabras sin sentido para mí, escuche el nombre de Justin, por lo que instantáneamente miré a mi amiga, siguió con el nombre de Derek y luego Zac, luego más palabras sin sentido y de repente Nicolle abrió los ojos y se puso nerviosa, actué sin pensar.
-          Nikki tenemos que empezar a arreglarnos – dije más alto de lo normal y vi como suspiraba de alivio
-          Un momento –
Escuché más palabras sin sentido, mi nombre y un chao, que era probablemente lo poco que entendía de español. Nikki volvió a suspirar y empujó el computador lejos de ella, la miré extrañada pero sin decir nada me dirigí al baño. Me coloqué el short blanco y la blusa negra sin mangas que había comprado ayer, me maquille y regresé al cuarto. Donde Nicolle seguía sentada en el mismo lugar.
-          ¿No te vas a cambiar?-
-          Ehh si-
Cogió sus cosas y se entró al baño, cogí nuevamente el computador y coloqué música. Mientras las cantaba guardaba mis cosas en la mochila.
-          ¿Lista?- pregunté al ver a Nicolle maquillada y con su short gris y su blusa morada
-          Si, ¿y tú?-
-          También-
-          ¿No van a bajar nunca?- preguntó Justin entrando de repente en la habitación, me sobresalte.
-          Oye, ¿no sabes tocar?- pregunto Nicolle
-          No lo siento, yo no hago eso. ¿les falta mucho?- preguntó sentándose a mi lado, no dije nada segura de que si hablaba tartamudearía.
-          No, ¿por qué tanta insistencia?-
-          Porque, aparte de que llevan horas aquí, ya llegaron casi todos-
-          ¿En serio?-
-          Si, bueno chicas las esperó abajo-
-          Bueno –
-          Chao – dije feliz de que ya se fuera
-          Chao linda- dijo Justin que me dio un beso en la mejilla y se fue. Puedo asegurar que en ese momento había alcanzado el mismo rojo que Nikki tenía en la tarde
-          Eso fue extraño, incluso hablando de Justin- dijo mirándome
-          No me molestó, es más lo extrañaba – dije sin pensar. En ese momento me arrepentí
-          Espera, ¿Qué dijiste? ¿Cómo así que lo extrañabas?-
-          Nada, tonterías mías – dije mientras apagaba la música y me levantaba nerviosa hacia la puerta
-          ¿Te gusta mi hermano? – preguntó Nicolle cuando mi mano estaba sobre la perilla de la puerta.
Mierda, ¿ahora que le digo? Me giré lentamente y contesté como pude.
-          ¿Por qué dices eso? –
-          ¡Oh por Dios! Si te gusta mi hermano- dijo elevando la voz
-          ¡Shh cállate! – ¿qué tal que todavía estuviera en el tercer piso?
-          Está bien, pero me tendrás que contar todo – ya sabía yo que su silencio no era gratis
-          Bueno, pero después. Ya tenemos que bajar – dije
Apenas abrí la puerta comencé a escuchar música y ruido. Llegamos al primer piso y había mucha gente, casi toda la escuela. Recorrí el lugar con la mirada y vi a Thom, quien al verme me sonrió y me hizo señas para que me acercara a él.
-          Hola Sarah – dijo Thom
-          Hola –
-          Te ves bien – dijo
-          Gracias – un silencio incomodo quedo entre los dos
-          ¿Quieres bailar un poco?- pregunte para  cortar el silencio
-          Claro –
Bailamos un rato, y pude ver a Cristian enseñando a bailar a Nicolle, me reí y Thom me miró extrañado, pero al contarle sonrió.
-          Acompáñame a tomar algo – dijo Thom de repente y sin esperar respuesta me guió a la mesa.
Thom se sirvió un trago y me dio uno para mí, creo que era tequila, no estaba muy segura pero igual me lo tomé. Thom se desapareció por lo que pensé en salir al patio, allí vi una piscina con asoleadoras a los lados, había varias personas en los alrededores, pero no les presté atención. Me senté en una de ellas con un vaso y me quede mirando al cielo un buen rato.
-          ¿Por qué tan sola? ¿No estás disfrutando la fiesta?- preguntó Justin sentándose en la asoleadora del lado.
-          No, la fiesta está divertida. Solo quería tomar aire un rato-
-          Bueno, entonces te acompañaré mientras tomas aire –
-          Gracias, que amable –
-          Yo siempre soy amable – dijo sonriendo y cambiándose a mi asoleadora
-          Sí, siempre – dije sarcásticamente
Nos quedamos un rato en silencio, pero no un silencio incómodo sino placentero.
-          ¿Quieres bailar un rato? – preguntó
-          Claro –
Me tomó de la mano y nuevamente una descarga recorrió mi cuerpo. Nos dirigimos al interior de la casa y bailamos varias canciones. Disfrute mucho, pero igual nada interesante paso, poco a poco se comenzaron a ir todos y yo, cansada me dirigí a una silla. Justin fue por algo para beber y se sentó a mi lado.
-          Toma – dijo entregándome un vaso
-          Gracias – me tomé su contenido y deje el vaso en el suelo - ¿sabes? Creo que es hora de que me vaya, ya es tarde
-          Bueno – me dio un beso cerca de la boca
Suspiré, esperaba algo más, subí las escaleras hasta el tercer piso para recoger mi mochila y regresé al primero.
-          Espera Sarah, yo te acompaño- dijo Justin tomando mi mochila
-          Gracias, pero no hace falta – estaba un poco molesta, tenía la esperanza de que esta noche pasara algo, aunque bueno, la noche no acababa aún 
-          Quieras o no te voy a acompañar –
Suspire, si quería que me acompañara pero no quería decírselo.
-          Chao Nikki, ya me voy- dije despidiéndome de ella
-          ¿La vas a acompañar? – preguntó a su hermano
-          Si -
-          Chao – se levantó de la silla en la que estaba, me abrazó y me susurró al oído - Mañana me contarás todo.
Yo asentí y salí de la casa. Le entregué las llaves a Justin que había insistido en conducir y me subí al asiento del copiloto. Todo el trayecto fue en un incómodo silencio que ninguno de los dos teníamos intención de llenar. Llegamos y Justin parqueó el carro.
-          Gracias por acompañarme – dije
-          De nada – dijo entregándome las llaves
Me despedí de él y ambos nos bajamos del carro.
-          Sarah espera- dijo Justin antes de que yo llegara a la puerta
-          ¿Qué paso?- dije dándome la vuelta
-          Me falto darte una cosa – dijo demasiado cerca de mi como para pensar con claridad
En un segundo sus labios estuvieron sobre los míos, cerré los ojos y me deje llevar. El beso que estaba esperando desde hace mucho por fin sucedía. Nuestros labios se movieron en perfecta sincronía, el posó sus brazos sobre mi cintura y yo coloqué los míos en su cuello acercándolo un poco más a mí. Su lengua se abrió paso entre mis labios y se enredó con la mía.
Duramos así bastante tiempo, al final nos separamos, ambos jadeando por falta de aire, colocó su frente sobre la mía y suspiró. Era tan feliz, nada podía describir como me sentía en ese momento. Posé nuevamente mis labios sobre los de él, pero esta vez le di un corto beso.
-          Te llamó mañana – dijo después de que me soltara
-          Está bien – me dio un corto beso y se fue
Lo observé caminar antes de entrar a casa. Cuando ya no lo pude ver, suspiré, me había besado con Justin, si, estaba increíblemente feliz, pero no todo podía ser tan bueno. No me dijo que me quería, ni siquiera que le gustaba, pero bueno como dicen por ahí Amanecerá y veremos.

Aqui esta el final del capitulo que cuenta Sarah, espero que les haya gustado! Comenten Porfa :)

4 comentarios:

  1. Cada vez me gusta más tu historia ;)
    Adoro a Justin y Zac.
    Quiero saber más de tu historia y sobre Justin y Sarah, hacen muy buena pareja.
    Espero que publiques pronto.
    Pasate por mi blog, hay nuevo capítulo: http://lavida-cambia.blogspot.com/2011/03/capitulo-19-un-plan.html
    besosss

    ResponderEliminar
  2. Te sigo me encanta tu blog y sobre todo de la historia me encanta!!!Pasate por los mios :)
    UN SALUDO¡!

    ResponderEliminar
  3. Ahi que hermoso
    Leo y leo y cada vez me gusta mas la historia
    Que bah, ME ENCANTA
    Ahi deos
    Justin*--*
    Que hermoso es
    Me encanta tu blog
    Tienes nueva seguidora:*
    Besos
    http://mivampiricahistoria.blogspot.com/

    ResponderEliminar