27 de julio de 2011

Capítulo 23: "Realmente parece que estamos juntos"

-Bueno, tenía pensado en hacerle una broma clásica-
-¿Una broma clásica?-
-Si ya sabes, pintura dentro del casillero, que cuando lo abra le explote en la cara- dijo divertido
-Me gusta cómo suena la idea- dije sonriéndole- Ya me imagino a Justin lleno de pintura
En ese momento llegamos a un parque en el que nunca había estado. Tenía un letrero gigante que decía Beverly Hills en todo el centro. Había muchas flores de diferentes colores, árboles que parecían realmente viejos y arbustos. Repartidas por todo el parque se encontraban algunas fuentes –unas más elaboradas que otras- y esculturas que iban desde estatuas a monumentos sin forma. Todo junto se veía increíble, tan tranquilo todo se veía perfecto. Los caminos estaban rodeados por árboles que se unían en la parte de arriba creando un pequeño techo en el que algunos rayos de sol lograban filtrarse entre las hojas. Cada cierta distancia en los caminos habían bancas de piedra que combinaban perfecto con las fuentes.
-¿Te gusta?- preguntó Zac
-Me encanta- dije mirando nuevamente a Zac quien me regalo una sonrisa
-Vamos- dijo jalándome para que lo siguiera.
Comenzamos a recorrer el parque hablando y riendo a cada rato, era tan agradable, era como si sólo existiéramos los dos, como si no tuviera preocupaciones ni problemas. Cuando estaba cerca de Zac todo desaparecía y era simplemente perfecto, era algo mágico.
Llegamos a una fuente diferente a todas las que había visto, era una gran flor marcada en el piso que se iba haciendo más pequeña creando tres escalones, había una cuarta flor pero esta ya era la parte que contenía el agua, en el centro se encontraba una escultura de dos pisos, la parte de arriba – por donde salía el agua- era muy sencilla y tenía espirales talladas, la parte de abajo tenía dos esculturas de lo que parecían sirenas.  Me acerqué a ella y me senté en el borde que por suerte era lo suficiente ancho para poder sentarme sin riesgo a caerme en la fuente. Invité a Zac para que se sentara conmigo, me dedicó una mirada divertida y se sentó a mi lado, recosté mi cabeza en su hombro y me quedé mirando a las personas pasar.
-¿Sabes algo?- me preguntó mirándome. Negué con la cabeza- Realmente parece que estamos juntos, ¿no crees?
-Si, lo creo- cualquier persona que nos viera pensaría eso.
-Nicolle- levanté la cara para mirar a Zac pero estaba más cerca de lo que creía.
Tenía su cara a escasos centímetros, mi mirada se dirigió a sus labios sin poder evitarlo y regresó a sus ojos. El puso su mano en mi mejilla y la acarició con el pulgar, se fue acercando cada vez más, mi parte racional me gritaba que debía detenerlo, sabía que esto estaba completamente errado, pero mi parte irracional la calló rápidamente. Cerré los ojos, sintiendo aún la mano de Zac sobre mi mejilla y su suave caricia, sentí sus labios rosar levemente los míos y alejarse nuevamente. Mi celular comenzó a sonar dañando el momento por completo, abrí los ojos y me encontré con su rostro que no se habían alejado demasiado. Maldita sea mi celular y el maldito que me este llamando. Saqué rápidamente mi celular y sin mirar quien era contesté.
-¿Diga?- dije sin poder evitar el enfado de mi voz
-Hola amor- Oh mierda, esto no puede ser. Era imposible que él estuviera llamando justo en este momento. Zac me miro confundido, podía darme cuenta de que mi cara era de total sorpresa.
-Hola Sebastián- saludé con la voz ahogada. Miré a Zac quien se alejo sentándose bien y mirando a la nada ahora con expresión disgustada
-¿Te encuentras bien?- ¿por qué demonios me conoce tanto?
-Si, es solo que me sorprendiste- dije acomodando mi pelo detrás de mi oreja
-Ahh, ¿y cómo estás?- preguntó. Genial, siempre que pregunta así es que espera una charla larga. Maldita sea su plan de minutos ilimitados.
-Bien, aunque... ¿te digo la verdad? En este momento estoy un poco ocupada, me encantaría poder hablar contigo, pero tengo demasiadas cosas que hacer- dije sintiéndome realmente como una porquería de persona
-No te preocupes, ¿te llamó después?-
-Claro-
-Te amo, adiós. Hablamos más tarde-
-Yo también. Adiós, por favor mándale saludos a Carolina y Nicolás- dije con un poco de nostalgia en la voz
-Claro, un beso- dijo para finalmente colgar
-Lo siento- dije mirando a Zac
-No tienes porqué disculparte, ya sé que tú tienes novio y no podemos estar juntos por eso- dijo aún sin mirarme. No sabía que decir, realmente sonaba molesto- Perdón por ponerme así- dijo mirándome - Pero es que tu sabes que me gustas demasiado y lo peor es yo a ti también y no aceptas que quieres estar conmigo-
-Zac, yo tengo novio- dije casi en un susurro bajando la mirada- Yo no soy de las que andan con dos personas a la vez, y sabes muy bien que no voy a cortar con Sebastián
-Si eso lo sé- dijo levantándome la cara para poder mirar mis ojos. Suspiró- Ven, vamos a tomar un café, no arruinemos nuestra pequeña salida como “sólo amigos” -
Sonreí al notar que al pronunciar las dos últimas palabras había utilizado el mismo sarcasmo que yo en la tarde.
-¿Te digo algo?- lo miré esperando a que continuara- No conozco a Sebastián pero te lo prometo, no esta exactamente muy arriba en la lista de las personas que me agradan- Lo miré y me reí ante su comentario.

-Gracias- dijo Zac entregándole la cuenta al mesero
-Con gusto- dijo retirándose
Nos levantamos de la silla y nos dirigimos a la salida del café, Zac abrió la puerta y la sostuvo abierta para que yo saliera primero. Sonreí y salí, al hacerlo una corriente de aire helado me recibió haciéndome tiritar.
-Toma- me dijo quitándose la chaqueta y entregándomela
-No es necesario, estoy acostumbrada al frio, Bogotá no es en particular una donde haga mucho calor- dije sonriendo, él sólo me miró confundido- No entendiste ¿verdad?
-No realmente- dijo sonriendo
-Bogotá es la capital de Colombia, y allí es donde yo vivía antes- le respondí poniéndome su chaqueta que estaba caliente
-Ahh, ahora todo es más claro-dijo sonriendo- ¿Y cómo es Bogotá? ¿Es muy frio?
-No realmente- se quedó callado intentando encontrarle lógica a lo que yo había dicho y obviamente no obtuvo ningún resultado- en Colombia no hay estaciones, en algunos meses llueve más que en otros, o hace más viento a más sol, pero en el mismo día puede llover y salir luego mucho sol, así es todo el año. Pero el frió de las mañanas es realmente frio-
-Ahh, ahora si te comprendo- me quedé callada un momento- ¿Extrañas mucho tu país?—preguntó pasando su brazo por mis hombros y acercándome a él
-Sí, cada vez que siento que me estoy acostumbrado a vivir aquí me doy cuenta de que sólo me estoy engañando a mí misma- respondí con sinceridad
-Debió ser duro para ti, he vivido toda mi vida en Los Ángeles, y no me puedo ni imaginar que viva en otro lugar- sonreí al escuchar el tono que utilizaba, sonaba como si fuera algo impensable, justo como pensaba yo antes- Pero no te preocupes, yo te ayudaré para que disfrutes más de tu nuevo hogar-
-¿Y cómo pretendes hacer eso?-
-Primero te daré un consejo, Los Ángeles puede ser muy caliente en el día, pero en la noche la temperatura desciende- dijo divertido
-Eso lo note hoy-
-Lo sé, solo te lo confirmo. Y lo segundo que haré es mostrarte los mejores lugares que hay aquí-
-Eso suena como si me estuvieras invitando a salir otra vez-
-Solo si tú quieres- me dijo al oído produciendo un escalofrío
-¿Y adonde me quieres llevar?- pregunté intentando que en mi voz no se reflejara el aturdimiento en el que había quedado
-Lo pensaré, haré una lista y los visitaremos uno por uno-
-Creo… que me agrada la idea- dije riendo. En verdad amaba pasar tiempo con Zac.
El resto del camino nos la pasábamos diciendo las ventajas y desventajas de vivir en Colombia y en California.
-Algún día tendré que ir a visitar tu país-
-Eso sería genial, te encantaría- en ese momento ya estábamos en la puerta de mi casa. Mire la puerta y regresé mi vista a Zac, suspire, todo tiene su fin- Bueno, supongo que nos vemos mañana-
-Nos vemos mañana- dijo con una sonrisa en su rostro. Me acerque y me despedí dándole un beso en la mejilla, me quite la chaqueta y se la entregué
-Gracias, realmente me divertí mucho hoy- me di la vuelta y entre a la casa
-¿Y cómo te fue?- preguntó mamá que estaba viendo televisión con Josh apenas cerré la puerta
-Bien, la pasé bien- contesté rogando para que no me pidiera detalles
-Qué bueno- dijo Josh terminando el tema. Mamá lo miró confundida y yo agradecida
-Ehh, Josh, ¿me puedes prestar tu teléfono? Es que yo no puedo llamar a Colombia desde el mío y Sebastián me llamó esta tarde, y no pude hablar con él-
-Claro- dijo sacando su celular del bolsillo
-¿Sebastián te llamó esta tarde? ¿Te arruinó tu cita con Zac?- preguntó mamá
-¡Mamá!- chillé- ¡Sebastián es mi novio! ¿Cómo puede él arruinarme una salida con un amigo?- dije enfatizando la palabra amigo y rogando para que no se diera cuenta que mentía
-Está bien solo estaba uniendo hechos- dijo riendo. Puse los ojos en blancos, recibí el celular de Josh y me dirigí a mi habitación.
Llegué allí y me quité los zapatos, me desmaquille y me coloqué la  pijama. Me senté en la cama y marqué al número de Sebastián esperando que me contestara.

Publique!!!! Por fin pude!! Gracias por sus comentarios, lo sé el colegio es un asco, pero por fin terminé un capitulo! Espero que les guste, pues a mi me encantó escribirlo, si pensaban que era eso lo que iba a hacer Zac?? Comenten, quiero saber que pensaban que iba a suceder! :)
Haré lo posible y hasta lo imposible para publicar muy pronto, pero con tantos trabajos, no sé cuando pueda, gracias a todas por entender!
PD: Rommi, si, el titulo del blog tiene que ver con la canción de Kelly Clarkson :)
Saludos!

24 de julio de 2011

Premio!


Reglas del Premio:
-Publicar una entrada donde se anuncie lo siguiente: Nombre de la persona que te ha premiado y enlace de su blog.
-Premiar a seis personas, cuyos blogs me parezcan buenos, dejando su nombre y enlace de su blog.
-Colocar la imagen del premio en la entrada.
-No premiar a nadie que ya ha recibido este premio.
-Especificar en la entrada que hay que anunciar todas las normas cada vez que premien a alguien.
-Contar tu mayor sueño
 

Bueno este premio me lo han dado dos personas:
 Kryss: Love Overdose
Muchísimas gracias a las dos :)

Yo le entrego los premios a estos blogs:
Se que son seis, pero el resto ya estan premiadas :)

Mi mayor sueño...
Creo que mi mayor sueño sería poder escribir un libro, y que sea muy reconocido :)


Bueno, ya colgué el premio y aprovecho esta entrada para decirles unas cosas :)
MUCHÍSIMAS GRACIAS!! Ya somos 35 seguidores! Además la entrada pasada tuvo 9 comentarios, nunca había pasado de los 4 :) y por si fuera poco tengo mas de 3000 visitas! GRACIAS! Enserio muchas gracias a todas las que leen y comentan mis entradas, son una gran ayuda cuando no tengo inspiración para escribir :D
Lamento no haber comentado en sus blogs ni haber subido entrada, como les dije esta semana estuve demasiado ocupada y casi no pude revisar nada. Ya entre al colegio nuevamente y tengo mil trabajos que hacer, pero en clases escribí una parte del siguiente capitulo, entonces cuando lo termine lo subo, intentare que sea hoy.
Saludos!

8 de julio de 2011

Capítulo 22: "¿Tú? ¿Ganarme?"

Después de que Zac se fue quede un poco atontada pero reaccione al ver que el pasillo estaba casi completamente vacío, lo que significaba que iba muy tarde. Me apresure pues tenía gimnasia y eso implicaba tener que cambiarme.
-¡Hola!- me saludo Cristian apenas me vio salir del vestidor
-Hola-  respondí mientras decía esto me iba recogiendo el pelo en una cola de caballo y miraba si el profesor ya había llegado
-No te preocupes, no ha llegado el profesor- ¿soy tan obvia?- Si, es fácil saber qué piensas
Me reí y el después de mirarme un rato hizo lo mismo. El entrenador llego a los pocos minutos y comenzó su clase, parecía realmente molesto pues no dejaba de gritar a cada uno de sus alumnos incluida yo.
-¡Gómez, concéntrese! ¡Está en mi clase no en recreo! ¡Usted es buena y hoy está jugando pésimo! - me gritó el entrenador cuando no entró el balón en la canasta. Me quedé asombrada.
-¿Qué le pasa al entrenador? ¿No estoy jugando mal o sí?- le pregunté a Cristian que se encontraba cerca de mí
-No te preocupes, está de mal humor, dicen que tuvo problemas con el director – dijo quitándole importancia
-Eso explica su buen humor- dije con sarcasmo
La clase acabo rápido y después de despedirme de Cristian, me cambié y salí apurada para Geografía. No tenía ganas de estar en esa clase, pero no había de otra, había corrido demasiado en Gimnasia y tenía aún las mejillas coloradas. Llegué al salón y todos estaban hablando animadamente, busqué con la mirada un puesto vacío pero no vi ninguno.
-Hey Nicolle, aquí- me llamó Paul desde el último puesto del salón. Al lado de él había un puesto vacío, sonreí y me acerqué a él que seguía haciéndome señas para que me acercara.
-Calma, ya te vi- dije cuando estaba relativamente cerca
-Lo siento, sólo quería asegurarme de que me vieras- respondió regalándome una sonrisa mientras me sentaba
-Créeme, te vi- respondí poniendo los ojos en blanco. El profesor comenzó a hablar, pero antes de que comenzara a tomar apuntes, Paul me interrumpió
-¿En serio vas a tomar apuntes? No sirve de nada- dijo mirándome incrédulo
-Ehh, ¿sí? ¿Sabes que tenemos examen dentro de poco?- respondí con otra pregunta
-¿En serio? Oh mierda- dije dándose un golpe en la frente, yo solo sonreí- Nicolle, ¿serías tan amable de prestarme tus apuntes?
-¿Ahora si sirven de algo los apuntes?- dije sonriendo
-Por favor-
-Está bien-
-Oye, ¿y qué te pasó?- preguntó después de un rato de silencio
-¿Qué me pasó de qué?-
-Estás completamente roja- dijo sonriendo
-Ah, antes estaba en gimnasia jugando baloncesto-
-¿Te gusta mucho jugar?-
-Me encanta-
-¿En serio? A mi igual, solo que casi no practico, algún día deberíamos salir y jugar un rato, ¿te parece?- preguntó entusiasmado
-Claro porque no, así podré ganarte- dije sonriendo
-¿Tú? ¿Ganarme?- bufó- ¿Crees que eso es posible?
-Por supuesto- dije completamente segura. No es que me creyera la mejor jugadora ni nada por el estilo, pero no era mala; jugaba bastante bien.
-Bueno, toca ver para creer- dijo guiñándome un ojo. No, no luce tan bien como Zac, espera, ¿Qué rayos hago comparando a Paul con Zac? Eso realmente no es bueno.

Para el final de la clase ni Paul ni yo habíamos tomado apuntes pues nos la habíamos pasado hablando de temas triviales, para nuestra suerte, Thom también se encontraba en esa clase y me prestó sus apuntes, sólo a mí pues sólo necesitaba adelantarme en clase, y luego yo le prestaba mi cuaderno a Paul.
Caminamos los tres hacia la cafetería, Paul invito a Thom a nuestra salida a jugar baloncesto quien por supuesto acepto. Todo el trayecto se la pasaron discutiendo sobre a quién más debían invitar, en donde iba a hacerse y cuándo. Yo sólo los escuchaba y opinaba cuando me lo pedían. Al llegar, Thom se dirigió a la mesa una vez la ubico mientras Paul y yo fuimos a hacer fila para comprar comida. Compré un sándwich y un jugo, mientras que Paul compró una hamburguesa, una gaseosa y un paquete de papas, lo miré incrédula, no era tanta comida; pero la hamburguesa era realmente grande, creo que si yo la comprara se me haría imposible terminarla.
En la mesa estaban casi todos, por lo que no quedaban muchos puestos vacíos; uno de ellos era al lado de Ashley, Paul y yo lo miramos decidiendo quién se sentaría ahí, me pareció una buena idea que fuera Paul, por lo que comencé a dirigirme al otro puesto que era entre Daniel y Roxanne, miré a Ashley quien me dio una mirada dándome a entender que me agradecía. Me senté y Daniel se giró para hablarme, se lo agradecí bastante pues Roxanne se giró para seguir hablando con Hilary y Kate e ignorarme por completo. De vez en cuando miraba a Zac asegurándome de que nadie se diera cuenta, cuando nuestras miradas se encontraban él me sonreía, yo me sonrojaba y el continuaba hablando con Tyler.
Roxanne, Hilary y Kate propusieron que saliéramos a disfrutar del sol, por lo que todos nos levantamos y por grupos nos dirigimos a uno de los jardines de la escuela. Al llegar todos nos sentamos en el pasto, unos a hablar, otros a escuchar música. Yo me recosté en el pasto al lado de Jake  quien hizo lo mismo que yo. Al poco tiempo me quedé dormida.

-¡Nicolle! ¡Despierta!- sentí que me sacudían por lo que abrí los ojos encontrándome con la cara de Jake- Hace poco sonó la campana, vamos a llegar tarde
Me senté y restregué mis ojos para aclararme la vista, miré a mí alrededor y, aunque ya varias personas se habían ido a sus clases aún quedaban Tyler, Kate, Hilary, Daniel, Roxanne y Derek. Suspiré y tomé la mano de Jake que estaba extendida hacia mí para ayudarme a levantar. Caminamos rápidamente hacia el gimnasio, tenía electivo, nuevamente a jugar baloncesto, eso me gustaba pero aún me sentía dormida.
-Casi no despiertas, tienes sueño pesado-dijo Jake riendo
-Eso no es verdad- respondí. Generalmente era fácil de despertar
-¡Claro que si! ¡Me tocó sacudirte para que despertaras! Estuve intentando hacerlo desde antes de que sonara la campana-
-Debe ser por que estoy realmente cansada- dije quitándole importancia al asunto
Nos pusieron a jugar y me toco en su mismo equipo, ya que habían unido el grupo de chicas con el de chicos. Nos divertimos mucho y como teníamos luego español nos fuimos juntos. Esta vez, la profesora nos puso un taller de completar una historia utilizando los verbos de forma correcta, por supuesto lo terminé increíblemente rápido y me quedé viendo como Jake no dejaba de ver a la profesora de Español, le preguntaba también cosas estúpidas para tenerla cerca, yo simplemente no podía aguantar la risa y lo arruinaba, el por supuesto me miraba como si quisiera matarme por lo que me callaba en inmediatamente.
-Es que si vieras tu cara entenderías porque me rio- dije sin poder parar de reír cuando acabo la clase
-¡Pero podrías contenerte mientras se va!-
-Ay no te enojes, no es para tanto. No es como si no se hubiera dado cuenta ya de que te gusta- el me fulmino con la mirada- Lo lamento ya me callo
Me intenté quedar seria, pero no lo logré y rompí nuevamente a reír a carcajadas, él sólo suspiró y sonrió. Me despedí de Jake y me dirigí a mi casillero a dejar todo lo que no necesitaba. Me fui directo hacia la puerta, vi a Zac sentado al lado de la salida, mi corazón empezó a acelerarse, comencé a sentirme nerviosa y realmente no sabía por qué.
-Hola-lo salude intentando esconder el nerviosismo de mi voz- ¿Qué haces aquí?
-Te estaba esperando, quería recordarte nuestra salida- claro, como si se me hubiera olvidado
-Espera, ¿a dónde vamos a ir? Necesito saber para poder arreglarme- no sabía a donde me pretendía llevar, y eso complicaba las cosas a la hora de tener que vestirme, no sabía si un jean estaría bien o necesitaba algo más elegante.
-Lo que quieras, pero eso si no te llevaré a ningún lugar elegante, o no por ahora- dijo sonriendo- A las 6 estaré en tu casa. Recuérdalo – al decir esto me guiñó un ojo y se fue. Amaba definitivamente ese gesto, lo hacía ver tan increíblemente bien, no podía creer todo lo que un simple guiño me provocaba.

Al llegar a casa comí algo y adelanté el cuaderno de Geografía para poder devolvérselo a Thom. Terminé pronto pues no era mucho lo que tenía que hacer, me sentía cansada, había hecho bastante deporte y mi cuerpo estaba exhausto. Decidí dormir un poco, puse alarma a las 5 para poder despertarme y arreglarme para mi cita con Zac. O genial, utilicé la palabra cita, ¿no se suponía que era una salida de “sólo amigos”? A quien engaño, esta salida no tiene nada de “sólo amigos”.

La alarma sonó tan estridente como siempre, quise seguir durmiendo, pero sabía que si no me levantaba ya, no alcanzaría a estar lista para las 6. Me levanté y decidí ducharme, después de un día de escuela en el que había jugado baloncesto y dormida en el pasto era realmente prudente hacerlo. Salí de la ducha y envuelta en la toalla me dirigí hacia mi armario, después de pensarlo mucho, me decidí por un vestido sin tiras blanco que siempre me había encantado. Era corto, un poco más arriba de la rodilla, justo debajo del busto tenía una cinta del mismo color, y a partir de allí, el vestido era suelto. No era nada elegante, más bien informal; perfecto para la ocasión. Me coloqué unas zapatillas azules oscuras, pensé en llevar saco; pero descarté la idea pues no me parecía muy necesario.  Me arregle el cabello como normalmente hacía y me maquille muy poco.  A las 6:00 sonó el timbre y salí corriendo a mirar quien era aunque ya lo sabía.
-¡Hola!- dije con emoción
-Hola- dijo Derek pasando derecho-¿y la emoción?
-Nada, pensé que eras otra persona-dije un poco decepcionada
Me senté en el sofá y prendí el televisor pero no tardo mucho en sonar otra vez el timbre y esta vez si era Zac.
-Hola- dije con una sonrisa de idiota en la cara
-Hola linda- me correspondió a la sonrisa- ¿lista?
-Claro, espérame un momento- cogí mi bolso y me despedí de mis hermanos. No estaba muy segura de si me habían escuchado pero realmente no me importaba.
Salimos de mi casa, y él inmediatamente me tomó de la mano, sonreí ante eso, realmente se sentía agradable.
-¿Cómo te fue hoy?- preguntó
-Bien, si ignoramos a Justin. Fue un día excelente- dije con una sonrisa
-Si, Justin hoy se paso-
-Eso me recuerda… ¿cuál es tu idea?- dije después de un rato en silencio
-Pensé que no te ibas a acordar –
-Si, realmente se me había pasado-
-Bueno, tenía pensado…

Hola!
Alcance a terminarlo! Espero que les haya gustado, se que quieren saber que planea Zac, pero todavía tendrán que esperar un poco más. Gracias otra vez por leer y comentar :) Me agrada bastante que les esté gustando la historia.
No se cuando volveré a postear pues ya casi regreso al colegio y a pesar de que está prohibido dejar tareas para vacaciones, tengo y demasiadas. Realmente no sé en que momento fue que los profesores lograron ponernos tantos trabajos. Por supuesto no hice nada en vacaciones y lo dejé todo para el final, ahora tendré que concentrarme solo en eso. Pero haré lo posible para que sea pronto.
Podrían pasarse en el blog de Galitaa? Se llama Solo dos palabras ... Te amo Es una historia que realmente me gusta, pero lamentablemente pocas personas la conocen y no tiene muchos seguidores. Les agradecería si se pasaran :)
Saludos!

5 de julio de 2011

Capítulo 21: "Ayer parecían algo mas que amigos"

Cristian me miró esperando que dijera algo pero simplemente estaba atónita, ¿quién les había dicho? ¿Justin? ¿O Zac?, si había sido alguno de los dos iba a acabar, ya me estaba cansando de que dijeran cosas que no eran ciertas.
-¡Eso no es verdad!- dije al borde de la histeria- ¡Yo estoy con Sebastián!
-¿Entonces no estas con Zac?- preguntó Jake
-¡Por supuesto que no! ¿Quién te dijo eso?- pregunté intentando bajar la voz
-Justin- dijo sin darle importancia
-¿Cuándo te dijo eso?- pregunté intentando sonar calmada.
-Hoy, me lo encontré antes de la primera clase. Parecía molesto y le pregunté qué le sucedía y el me respondió que había peleado contigo, y al preguntarle la razón me dijo que tú te habías molestado porque no querías aceptar que estabas saliendo con Zac- lo miré sin saber que decir. ¿Qué rayos le pasaba a Justin? No entendía realmente porqué insistía tanto en que Zac y yo estábamos juntos.
El profesor nos mandó a sentar a todos y nos entregó un taller que teníamos que resolver individual y en silencio, eso me permitió ocupar mi mente en algo y no comenzar a pensar en Justin o en Zac. Cuando terminé aún quedaban cinco minutos para salir, guardé mis cosas y volví a revisar todos los ejercicios para cerciorarme de que estaban bien. La campana sonó y el profesor nos pidió los talleres, cogí mi bolso y entregué el trabajo, miré a los chicos para preguntarles si los esperaba pero aprovechando que todo el mundo estaba saliendo se reunieron para ayudarse en los puntos que faltaban. Sonreí y salí del salón dirigiéndome hacia mi casillero.
-¿Por qué no me dijiste nada?- preguntó alguien detrás de mí mientras guardaba mis libros. Me di la vuelta y me encontré con la cara ceñuda de Sarah
-Hola Sarah, ¿no te dije nada de qué?- pregunté no muy segura de querer saber la respuesta
-De que tú y Zac están juntos-  resoplé, Justin se lo estaba diciendo a todos
-¿Te lo dijo Justin?- pregunté
-Sí, pero igual ya varias personas lo saben-
-¡¿Qué?! ¿Qué le pasa a Justin? Lo voy a ahorcar- chillé cerrando fuertemente mi casillero y dándome la vuelta para buscarlo
-¡Espera! – Dijo Sarah agarrándome el brazo- ¿Qué pasa con Justin?
-Pasa que el idiota de tu novio cree que tengo algo con Zac y se lo está diciendo a toda la escuela –
-¿Pero tú estás con Zac? ¿No estabas con Sebastián?- preguntó mirándome confundida
-¡Claro que estoy con Sebastián! No tengo absolutamente nada con Zac, ya se lo dije a Justin, pero él no me cree. Por eso voy a buscarlo y decirle que deje de decir estupideces-
-No deberías hacer eso- dijo soltándome el brazo
-¿Por qué no? ¿Qué quieres que haga? ¿Qué deje que Justin siga diciendo que estoy con dos personas a la vez?- dije molesta
-Pues no, pero entre más te enfades más te va a molestar Justin-
-No te entiendo- dije ahora yo confundida
-A Justin le gusta hacer bromas, y ya se dio cuenta de que te molestas con facilidad cuando te mencionan a Zac, entonces mejor déjalo que haga lo que quiera, se aburrirá pronto-
-¿Tú crees?-
-Te lo prometo, si no funciona yo misma me encargo de que Justin desmienta todo- dijo regalándome una sonrisa
-Gracias- respondí correspondiéndole
-Ahora respóndeme algo, ¿te gusta Zac?- me quedé callada mirándola- ¿Y bien?
-Si-  acepte. A fin de cuentas, Sarah era lo más parecido que tenía a una mejor amiga
-¿Sabías que tú también le gustas a Zac?- preguntó comenzando a caminar hacia la cafetería
-Sí, él me lo dijo- contesté siguiéndola
-¿Entonces él sabe que tú le gustas?- preguntó desconcertada
- Si- dije sonrojándome
-¿En serio? ¿Y no están juntos? ¿Por qué? –
- Porque tengo un novio al que amo-
-Pero él no vive aquí, una relación a distancia pocas veces funciona- dijo mirándome
-Ya te había dicho que voy a hacer lo posible por que funcione- dije molesta
-Lo siento, no te enfades-
-No estoy enfadada, es sólo que detesto que me digan que no puedo seguir con Sebastián sé que no va a ser completamente igual que antes, pero ambos queremos seguir juntos y estamos intentándolo-
-Te entiendo, es solo que te gusta Zac, tú le gustas a él, se gustan mutuamente, deberían estar juntos –
-Yo amo a Sebastián y el me ama a mí, es lo mismo- respondí
-Con la única diferencia de que Zac está aquí y Sebastián no- me quedé callada, no podía contestar nada ante eso- Deberías pensar si crees en verdad si quieres seguir con esto
-Llevo dos semanas aquí, hasta ahora estoy acostumbrándome a esta nueva vida que nunca quise, siempre supe que las cosas iban a ser difíciles, eso lo tuve claro desde el principio, pero de verdad quiero intentarlo, no quiero arrepentirme por no hacerlo, quizás no es lo correcto; pero tampoco me parece correcto acabar con todo- dije mirando a Sarah, intentando que me entendiera, necesitaba que por lo menos una persona me entendiera- ¿Tú qué harías si estuvieras en mi lugar?-
-Realmente no lo sé- dijo después de pensar un rato. En ese momento ya estábamos entrando a la cafetería, ubicamos la mesa y nos dirigimos hacia allí
-¿Ves? No es fácil tomar una decisión, sé que tengo que hacerlo, pero no me siento lista aún. Sólo quiero intentarlo, y Sebastián está dispuesto a eso- dije sonriéndole.
Dejamos el tema así pues ya estábamos muy cerca de la mesa. Me senté junto a Zac y Sarah al lado de Justin que se encontraba frente a mí, al darse cuenta de donde me había sentado me sonrió con burla, yo lo fulminé con la mirada.
-¿Qué te pasa con Justin? – preguntó Zac sonriéndome
-Nada, simplemente que no deja de fastidiarme- dije devolviéndole la sonrisa
-¿Y aun así lo niegas?- dijo Justin riendo
-Tu ni me hables- dije lo más cortante posible
-¿Siguen peleando?- preguntó Derek mirándonos
-¿Tú que crees? - respondí sin poder evitar el sarcasmo de mi voz
-Oye, estás peleando con él no conmigo-
-Lo siento, es que Justin me estresa-
-¿Por qué pelean?- preguntó Daniel uniéndose a la conversación
-Porque Nicolle no acepta las cosas, y encima se molesta porque los demás si lo hacen-
-¿Cómo voy a aceptar algo que no es verdad?- respondí levantando un poco la voz
-Todos se han dado cuenta- respondió Justin
-¿De qué hablan?- le preguntó Daniel a Sarah
-Justin cree que Nicolle está con Zac, cosa que no es verdad pues ella está con Sebastián, y se lo está diciendo a toda la escuela y Nicolle se molesta porque Justin miente - resumió Sarah rápidamente
-¿Es por eso?- preguntaron Zac y Daniel al mismo tiempo, ambos mirándome
-Si es por eso- respondió Sarah antes de que yo dijera algo
-Pero ayer parecían algo más que amigos- dijo Daniel
-Gracias- respondió Justin sonriendo -¿Ves que no soy el único que piensa así?
-¡Que no es verdad! ¡No es mi culpa que piensen cosas que no son!- dije fulminando a Daniel por apoyar a Justin
-Son demasiado obvios como para no darse cuenta- le dijo Justin a Daniel quien asintió
-Justin, ya supéralo- miré a Zac agradeciendo que por fin dijera algo
-La estás defendiendo, acepten que están saliendo- continuó Justin
-¿Quién está saliendo con quién?- preguntó Ashley que acababa de llegar en compañía de Jake
-Zac y Nicolle- respondió Daniel
-¿No que no era verdad?- preguntó Jake confundido
-Agh, ¡No es verdad! ¡Ya supérenlo! ¡Zac y yo no estamos saliendo! ¡Yo estoy con Sebastián!- dije molesta levantándome de la mesa y dándome la vuelta para irme
-Justin no fastidies, mira lo que causas- escuche decir a Zac antes de alejarme de la mesa. Salí de la cafetería sintiendo pasos detrás de mí.
-Espera Nicolle- escucho a Zac llamándome. Me detengo y me doy la vuelta, le sonrío mientras me alcanza.
-¿Qué pasa?- preguntó aún con la sonrisa en mi rostro
-Nada, sólo quería saber si estabas bien- respondió encogiéndose de hombros
-Si, no te preocupes. Me molesta mucho que Justin diga cosas que no son, pero creo que tengo que aguantarme y dejarlo pasar-
-No deberíamos dejar que Justin se salga con la suya, hay que hacer algo - me dice guiñándome un ojo. Me quedé mirándolo se veía tan increíblemente sexy haciendo ese gesto
-¿Qué se te ocurre?- digo en el momento justo en que suena la campana
-Te digo después- me sonríe y se acerca peligrosamente a mí. Pone sus manos en mi cintura y acerca sus labios a mi oído- Nos vemos esta tarde, paso por ti a las 6- finalmente me da un beso ahí ocasionando que una corriente eléctrica me recorra todo el cuerpo. Se aleja regalándome una ultima sonrisa y se da la vuelta para dirigirse a su clase.
Lo siento!! Se que esperaban el capitulo desde hace rato, pero es que no lo alcance a terminar antes de irme de viaje, y lo prometo que me intenté conectar en el hotel, pero era realmente frustrante, se tardaba demasiado en cargar. Pero aquí está el capitulo, espero que les haya gustado, haré todo lo posible por publicar el viernes. 
Gracias por sus comentarios! Realmente me hace sentir muy bien que les esté gustando la historia. :)
Saludos!