29 de enero de 2012

Capítulo 30: "¿Cómo harás cuando empecemos a salir?"

Lo miré, era hora de aclarar todo.
-Zac- susurré
-No Nicolle, ya me cansé de que nunca me digas nada, siempre tengo que adivinar qué es lo que quieres- dijo furioso
-¿Qué nunca te digo nada?- no puede estar hablando en serio- Me gustas, eso lo sabes, pero amo a Sebastián, ¡eso también lo sabes! ¿Entonces que es lo que nunca de digo?- no lo dejé ni contestar, ¿por qué justo Zac había elegido este día para pelear? Ya había tenido suficiente con todo lo que había pasado- ¿Quieres que tome una decisión? ¡Te acabé de conocer! ¡Llevamos siendo amigos menos de un mes! En cambio, ¡llevo saliendo con Sebastián nueve meses! Dime que quieres que haga, ¿Qué tire a la basura los nueve meses que llevo con Sebastián? ¡Sabes que no lo voy a hacer! Pero – hice una pausa, algunas lágrimas habían resbalado por mis mejillas, lágrimas de frustración, de rabia y de tristeza- tampoco quiere perderte, no quiero que salgas de mi vida- ya no lo miraba, miraba mis manos, me sentía una mala persona. Limpié mis lágrimas con brusquedad y me levanté de la silla- Lo siento Zac, ahora no puedo tomar una decisión, no puedo decirte que no quiero nada contigo pero tampoco puedo decir que terminaré con Sebastián- lo miré y me dirigí hacia la puerta del patio, pero no alcancé ni a dar un paso
-Espera- Zac me jaló del brazo y me pegó a él, me abrazó con fuerza y me miró- lo siento, no he tenido un buen día, y estoy seguro de que tú tampoco, es sólo que, en serio me gustas Nicolle, y me mata saber que sientes lo mismo pero que no va a pasar nada- iba a replicar pero Zac me calló- no espera, déjame terminar. No quiero que tomes una decisión, ni siquiera estoy seguro de querer saberla cuando la tomes- sonreí- me encantas Nicolle y tampoco quiero perderte- se acercó a mí, ¿me va a besar? En este momento no me importaría que lo hiciera, realmente no me opondría. Zac posó delicadamente sus labios en mi mejilla y duró más tiempo ahí de lo que ameritaba un beso en la mejilla. Se alejó, me miró y se rió- ¿Y esa cara de frustración? ¿Prefieres que te bese de verdad?- me quedé en silencio- ¿Es enserio Nicolle? ¿Justo hoy que me rompieron el labio?  
-¡Chicos está servido!- mamá gritó. Suspiré y me separé de Zac
-Vamos- tomé su mano y entramos
La cena transcurrió sin inconvenientes, Justin, Derek y Zac se la pasaron bromeando haciendo reír a Emily, mamá y Josh hablaban entre ellos sobre trabajo y Hilary no estaba, yo, conté que me habían pedido que me uniera al equipo de baloncesto y todos se alegraron bastante, pero después de compartirlo comí callada sonriendo de vez en cuando pues el dolor de cabeza me estaba matando.
Al terminar, subí a mi habitación, Zac entró a despedirse al rato y me dijo que la broma la haríamos antes de almuerzo. Apenas se fue, me cambié y me acosté a dormir.


-¿Está todo listo?- pregunté mientras “buscaba” libros en mi casillero. Desde ahí podía ver perfectamente el casillero de Justin.
-Sí, solo falta esperar- me respondió Zac quien se encontraba apoyado en los casilleros, ¿cómo era posible que se viera tan bien sin proponérselo?- Ahí viene
Me di la vuelta rápidamente y vi a Justin llegar tomado de la mano de Sarah. Ella se recostó contra el casillero, Justin la besó y rieron. Puse los ojos en blanco, y saqué mi celular; quería grabar el momento.
-3… 2…- Zac empezó el conteo mientras Justin colocaba la clave- 1
En ese momento Justin abrió su casillero y antes de que alguno se diera cuenta, Justin estaba bañado en pintura azul, me reí con ganas.
-Te queda bien ese color- dije acercándome a él aun grabándolo
-¿A sí?- preguntó limpiándose la cara un poco y fulminándome con la mirada, sentí y solté una carcajada, luego él sonrió- ¿Sabes? Yo creo que a ti también te quedaría bien
-¿Qué?- se empezó a acercar a mí y comprendí lo que quería hacer, caminé hacia atrás alejándome de él- ¡No Justin! ¡Aléjate!
-Lo siento hermanita, tu empezaste- Zac me sacó el teléfono de las manos, lo miré confundida, y en el momento que bajé la guardia, Justin me abrazó llenándome de pintura. Me zarandeó aún entre sus brazos logrando que mi camiseta quedara llena de azul, me ensucio los brazos y la cara.
-¡Justin! ¿Qué está mal contigo? ¡Me untaste toda!- chillé
-No te preocupes, yo estoy bien limpio- dije con sarcasmo riendo.
Su camiseta, su chaqueta, su mochila, sus brazos, su cara, su cabello y una parte del pantalón estaban untados de azul. Miré a Sarah quién intentaba contener la risa, pero no pude evitarlo y comencé a reírme nuevamente. Justin me fulminó con la mirada pero segundos después se empezó a reír también. Sarah y Zac se nos unieron.
-La próxima vez lo pensaras dos veces antes de contar mentiras sobre mi vida a estúpidas como tus compañeras de clase- dije cuando logré calmarme
-¡Prometiste que ibas a dejar de hacerlo!- lo reprendió Sarah mientras le golpeaba el brazo ensuciándose de azul.
-Lo sé, y casi no lo he vuelto a hacer- respondió Justin mirando como Sarah se limpiaba en él- ¿Lo dices por Lily?
-Si- respondí mientras Sarah preguntaba quién era esa.
-Lily es una compañera de mi clase de algebra, demasiado molesta e intensa para que me interese- explico Justin dedicándole una sonrisa a Sarah quien inmediatamente se la respondió.
-Bueno, bueno, ¡sonrían!- interrumpió Zac
-¿Qué?- lo miré y tenía listo mi celular para tomar una foto
-¡Sonríe!- Justin me volvió a abrazar y me sonrió, intenté zafarme pero no podía hacerlo sin ensuciarme aún más, por lo que terminé por sonreír también.
-¡Listo!- dijo Zac después de tomar varias fotos. Justin me soltó.
-No me agradan- les dije mientras Sarah reía
-Creo que es hora de que se limpien, no queremos problemas- apuntó Sarah cuando se calmó
-Está bien- me encogí de hombros- En serio  Justin, deja de publicar mentiras acerca de mí-
-Bueno, no lo vuelvo a hacer- respondió resignado
Le sonreí a Sarah y me alejé de ahí, sentí como Zac me seguía.
-Toma- Zac me tendió mi teléfono
-No, por favor sostenlo mientras me limpio- le pedí, él asintió y se guardó mi teléfono en el bolsillo. Llegamos frente al baño de chicas- ¿Ahora cómo me limpio? –pregunté mirando mi camiseta, tendría que lavarla si no quería perderla, ¿pero qué me pondría? Maldita sea, tengo que comenzar a cargar saco siempre
-Pues entra al baño, límpiate y lava la camiseta antes de que se dañe ¿no?- preguntó Zac
-Sí, sé que tengo que hacer eso, pero, ¿Qué utilizo mientras se seca mi camiseta? No me la puedo poner húmeda-
-Mmm, ponte mi chaqueta- ofreció Zac después de pensarlo.
-¿En serio?- él sólo asintió- Gracias, espera me limpio las manos, no quiero ensuciarla-
Entré al baño y me lavé las manos, volví a salir y tomé la chaqueta que me ofrecía Zac
-Cámbiate tranquila, yo vigilo que nadie entre- me dijo Zac regalándome una sonrisa
-Gracias, en serio-
Regresé al baño y cerré la puerta bien. Luego dejé la chaqueta de Zac en una parte seca y me quité mi camiseta, la pintura la había traspasado por lo que mi estómago también tenía algunas manchas. Cogí papel y me limpié los brazos, el cuello, la cara y el estómago. Después pasé a limpiar mi cabello, aunque no era mucho lo que estaba sucio. Me revisé completa para ver donde más tenía azul, y sólo encontré una mancha en mi jean, la limpié.
Mojé mi camiseta viendo como todo quedaba azul, la limpié lo mejor que pude y luego le quité toda el exceso de agua que tenía. Cogí la chaqueta de Zac y la miré, era negra y tenía dos líneas blancas en los puños y en el cuello, me la coloqué y remangué las mangas pues me quedaba demasiado grande. Me apunté todos los botones para que no se me viera nada, cogí mi camiseta y salí.
-Te queda bien esa chaqueta- me dijo Zac apenas salí
-Gracias- respondí sonrojándome
-¿Vamos a almorzar?- asentí y Zac me tomó de la mano.
Antes de llegar a la cafetería pasé por mi casillero y dejé mi camiseta. Zac me entregó mi celular y lo metí en mi pantalón. Cuando entramos a la cafetería, algunas miradas se posaron en nosotros y sobre todo en lo que yo tenía puesto. Algunos hablaron sobre nosotros sin disimular ni un poco.
-¿Cómo lo soportas?- le pregunté a Zac aún tomada de su mano
-¿Qué?- preguntó apartando la mirada del menú de la cafetería
-Que todo el tiempo estén hablando de ti-
-Ya me acostumbre, y a ti te va a tocar hacer lo mismo- dijo apretando mi mano
-¿Por qué?-
-¿Cómo harás cuando comiences a salir conmigo?- preguntó, yo puse los ojos en blanco y me solté de él, escuche como rio- Estoy bromeando solamente- explicó riendo mientras pasaba un brazo por mis hombros y me acercaba a él- Pero en serio, tendrás que hacerlo, después de todo eres hermana de los gemelos Johnson y de nada más y nada menos que Hilary Johnson-
-¿Y eso qué?- pregunté
-Tu hermana es de las chicas más envidiadas de la escuela junto a sus dos amigas- respondió encogiéndose de hombros, me quedé callada meditándolo
-Hablando de ellas, ¿has sabido algo de Kate?- pregunté después de que compráramos la comida y nos dirigiéramos a una mesa
-No, la vi esta mañana pero no me acerqué a ella- respondió
Poco a poco fueron llegando todos a la mesa, varios miraban mi chaqueta pero ninguno preguntaba.
-No lo creo- dijo Ashley riendo
-¿Qué?- pregunté, lo había dicho tan alto que todos habíamos interrumpido nuestras conversaciones para mirarla
-Justin- respondió mirando a la puerta
Todos nos giramos y quedamos con la misma cara. Justin estaba entrando a la cafetería con Sarah, pero eso no era lo raro.
-Esta…- articuló Rachel
-Sí, sin camisa- completó Roxanne, la miré se notaba que amaba lo que veía.
Me giré mirando a la puerta y parpadeé pensando que estaba viendo mal, ¿por qué Justin estaba sin camisa?

Hola! Logré publicar otra vez! Que bueno se siente poder ser constante (:
Tengo mucha inspiración así que la aprovecharé para escribir todo lo que pueda, el miércoles regreso a la escuela (lamentablemente) y no sé que tan pesado será, pero haré lo posible por empezar a publicar una vez por semana.
Espero que les guste el capítulo, ahora se viene lo mejor.
Las Quiero! Gracias por leer y comentar.
Saludos!

5 comentarios:

  1. Niñaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!
    ¡Por Dios! Tu si que me quieres matar, eh? :D
    Uuuf! esto si que estuvo bueno! :3
    Zac! este chico ya hace llorar dos veces a Nicolle D: y eso es feo, pero los abrazos y besos que siguen de la reconciliacion son lo mas hermoso *-*
    "¿Prefieres que te bese de verdad?" OH MY GOD! ♥
    Ay no! es que a mi se me paró el corazón con esa frase ¡te lo juro! *-* aaaaaaaaay! ♥ realmente maravillosa esa parte! *-* pero porque maldita seas tuvo que aparecer su mamá D: nouuu! >< si que eres mala D: a mi de seguro me da un infarto en uno de tus capitulos! ;D
    Zac! como te amo guapo! ♥ jajajajaja! ese chico es un amor! Nicolle de una vez por todas despierta!
    Jajajajaa! la broma si que salió buena! xD aunque Zac salió bien de todo este, eh? ¬¬' eso merece una trapa solo para él jeje! jajajajaa! :D
    ¡JustinsincamisaJustinsincamisa! Aaaaaaaah! Dios! esa imagen si que debe ser ... woou! xD jajajaaa! deben estar todas las chicas babeando ahí! xD
    yayaya basta de jugoseo! :D
    "ahora se viene lo mejor" ¿¡Queeee!? ¡Veees! tu me quieres matar >< como rayos voy a estar ahora si me dices eso D; uuf! bien, me calmare... ¡pero morire esperandooooo! jajaaa!
    yaya basta de tonteras!
    un beso linda!

    ResponderEliminar
  2. hola me encanto!!!! yo creo que nicolle debio de haber manchado a zac! :DD jaja bueno adios sube pronto

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. por DIOS!! esto es increíble.. estoy de acuerdo con todos los comentarios anteriores (especialmente el primero. yo siento lo mismo) tengo el corazón a mil!! JUSTIN SIN CAMISA!! JUSTIN!! Solo de imaginármelo me vuelvo loca!! divino!! y ZAC no se queda atrás!!! o que tal DERECK??!!! Los AMO a TODOS!!
    espero que escribas pronto! me muero por leer el próximo capitulo.... Definitivamente este es lo tuyo... que gran talento, TALENTASO!!... Te deseo lo mejor!!! ... Atte: Liz (desde San Andres Islas)

    ResponderEliminar