17 de julio de 2012

Capítulo 37: "Creo que ya tomé una decisión"


NARRA NICOLLE
Entramos a mi habitación y me senté en la cama, Zac lo dudó un momento y se sentó a mi lado.
-Lo siento por eso- dije cortando el silencio
-¿Por qué?- preguntó confundido
-Por lo de Justin- él sonrió- A veces es muy pesado
-Descuida, lo conozco hace demasiado tiempo, incluso más que tú- ahora fue mi turno de sonreír
-Es verdad, es muy fácil sentir que Justin y Derek realmente son mis hermanos y que he vivido con ellos toda la vida-
-¿Y Hilary?- hice una mueca y el rió- No tienes que decir nada
-No es eso, es sólo que- callé un momento- somos demasiado diferentes
-Lo sé- se acercó un poco a mí- y eso me encanta-
-Espero que no te moleste dormir en un colchón en el piso- dije levantándome rápidamente y dándole la espalda, Zac se había acercado demasiado. Escuché su risa, Dios, como amaba ese sonido.
-No, no me molesta- me abrazó por detrás y apoyo su mentón en mi hombro.
-¿Nicolle?- la puerta de la habitación se abrió y rápidamente nos separamos. Justin estaba en la puerta - ¿Le prestarías algo de ropa a Sarah?
-Claro- dije y busqué entre los cajones un pijama
-¿Qué tiene Sarah?- preguntó Zac mientras entregaba la ropa a Justin
-Tomó bastante esta noche- Justin se encogió de hombros
-Ahh- Zac no dijo más
-Justin, ¿le prestas ropa a Zac?-
-¿Qué yo qué?- preguntó Zac confundido
-¿Debería?- preguntó Justin cortante
-Vamos Justin, siempre lo haces- le sonreí
-Está bien, ya regreso- Justin salió de la habitación
-¿Qué pasó?-
-Nada, es sólo que le pedí a Justin que te prestara algo para que durmieras cómodo- sonreí
-¿No crees que podría haberlo hecho yo?- preguntó sentándose en la cama
-No- enarcó una ceja- en este instante Justin está estúpidamente molesto contigo, así que pensé que no lo harías
-Toma- Justin entró en la habitación y lanzó un pantalón a Zac, luego me dio un beso en la frente, me deseó buenas noches y salió.
Sin darle mucha importancia a la actitud de Justin decidimos organizar donde dormiría Zac, busqué uno de los colchones inflables que mamá había comprado hace mucho tiempo y regresé a la habitación. Entre risas inflamos el colchón; que parecía no querer llenarse de aire, acomodamos cobijas y una almohada.
-Voy a cambiarme- dije cuando terminamos de organizar todo, Zac solo sonrió como respuesta.
Me dirigí al baño, me cambié y lave la cara, me recogí el cabello y salí.
-¿Quieres hacer algo?- abrí los ojos al fijarme en Zac- Realmente ya se me quito el sueño- termine de decir casi en un susurro
Zac ya se había cambiado, solo estaba utilizando el pantalón que Justin le había prestado, sin camisa, acostado sobre el colchón sonriéndome. Mierda, era demasiado. Sentí mis mejillas sonrojarse y bajé la mirada.
-¿Qué dijiste? No escuche lo último- sonrió
-Ehh… ¿Qué?- pregunté
-Dijiste que si quería hacer algo- caminé hacia mi cama intentando verlo lo menos posible
-Ahh si eso- me tiré en mi cama y me arropé con las cobijas girándome para verlo- Es que realmente se me espantó el sueño
-¿Por verme?- rió y yo me sonrojé
-Ya quisieras- murmuré sin intentar sonar convincente
-Realmente si quiero- dijo sonando normal pero mirándome fijamente a los ojos. Nuevamente me sonrojé y bajé la mirada, al hacerlo reparé nuevamente en su tatuaje
-Jamás me contaste la historia de tu tatuaje- comenté mirándolo. Su cara cambio la sonrisa se borró y miró hacia otro lado – Si no quieres, no tienes por qué hacerlo
-Si quiero es solo que, no es algo de lo que este especialmente orgulloso- no dije nada esperando que encontrara las palabras para continuar. – Hace menos de un año, cuando tus hermanos se fueron a Colombia- se calló de nuevo- ¿Sabes que soy hijo único?- lo miré confundida, no entendía pero asentí, se acostó sobre su espalda y miró al techo- Siempre habíamos sido mi papá, mi mamá y yo. Pero- suspiró y cerró los ojos, una lágrima solitaria resbaló por su sien y se perdió en la almohada pero continúo hablando antes de darme tiempo a reaccionar- papá era militar, estaba en Afganistán- me di cuenta a donde llevaba esto.
-Zac, no es necesario… - murmuré
-Era miércoles en la noche, mamá y yo estábamos cenando, siempre lo hacemos juntos, todos los días.  –Me interrumpió- El teléfono sonó, yo no quise levantarme así que ella lo hizo; yo seguí comiendo, pero volteé a verla ya que no hablaba, sólo escuchaba. Su cara estaba seria, y pronto las lágrimas brotaron de sus ojos- Zac abrió los ojos pero continúo mirando al techo- me levanté preocupado y me dirigí a ella, y le pregunté qué pasaba- su voz se quebró, me enderecé pero no me acerqué a él– Es tu papá. Fue lo único que dijo antes de correr y encerrarse en su habitación, no pude moverme de donde estaba para ir tras ella, entendí perfectamente lo que esas palabras significaban. No podía creerlo, no quería creerlo. Papá casi nunca estaba en casa, ya estábamos acostumbrados; yo había asumido el cargo de cuidar de mamá hasta que el volviera, pero ahora no lo haría jamás. Jamás me he sentido tan solo- otras dos lágrimas brotaron de sus ojos- el funeral fue ese sábado.
No pude soportarlo más, me levanté de mi cama y me deslicé hasta el colchón, al sentir mi presencia Zac se sentó y me miró. Lo miré un momento y lo abracé, lo apreté lo más fuerte que pude contra mí, enterró su cara en mi cuello y lloró en silencio. Se separó de mí y posó su aguada mirada en mí, delicadamente limpié sus mejillas y le sonreí.
-Debí haberte conocido en ese momento- me dio un ligera sonrisa y se acomodó mejor a mi lado- Los días siguientes al funeral, todo cambió. Ni mamá ni yo nos hablábamos casi, faltaba demasiado a clase, pero nadie me decía nada, todos decían que entendían que necesitara tiempo para superarlo- hizo silencio y me miró- tus hermanos no estaban, así que nadie se preocupaba por mí. Me dedique a beber, podían ser las 10 am y yo ya estaba pasado de tragos. No sé qué hubiera pasado si Kate no me hubiera hecho reaccionar
-¿Kate?- pregunté
-Sí, ella y yo casi ni hablábamos. Un día me siguió hasta el bar en el que estaba y me dio todo un sermón. –Sonrió recordando- Yo no entendía quién era esta chica que estaba frente a mí gritando, sólo recuerdo la parte de ¿has visto a tu mamá? ¿Sabes lo destrozada que está? Deberías dejar de ahogarte en alcohol y darte cuenta de lo que pasa a tu alrededor, ella te necesita. Sin decir más se fue, yo seguía sin comprender lo que había pasado, pero pagué el trago que no había ni empezado y me fui a casa. Era la primera vez en días que llegaba temprano, mamá estaba viendo televisión, pero parecía que no viera nada realmente. La detallé, estaba más delgada, ojerosa y parecía haber envejecido en todo ese tiempo. Fue en ese instante en el que reaccioné, la abracé fuertemente y le prometí que todo iba a mejorar. – Me miró y acarició mi mejilla- Fue por eso que me hice el tatuaje, es como un recordatorio de que tengo que ser fuerte, ahora tengo que cuidar de mi mamá- sonrió- También invité a Kate a una cita, inmediatamente me dejó en claro que yo no le atraía, pero que podíamos intentar ser amigos, desde entonces somos mejores amigos.
-Zac-
-No es necesario que digas nada, me siento bien contándotelo- sonrió de verdad esta vez contagiándome su sonrisa. Lo abracé nuevamente, nos quedamos así un tiempo, se sentía tan bien, tan natural, tan… fácil, es como si mi lugar fuera entre los brazos de Zac.
-Te quiero Nicolle- me dijo cuándo nos separamos.
-Yo también te quiero Zac- le di un beso en la mejilla y me acosté en mi cama arropándome bien- ¿Zac?- lo llamé estirando mi mano en su dirección
-¿Si?- preguntó tomando mi mano
-Descansa- me acomodé sin soltar a Zac
-Igual tú-
Zac cerró los ojos, por la poca luz que entraba por el balcón podía verlo, rápidamente su respiración se regulo; ya estaba dormido, se veía tan lindo. Sonreí, verlo así me hizo meditar sobre mi situación actual; por un lado tenía a mi novio, al cual amaba; pero las cosas ya no eran lo mismo, además estaba a miles de kilómetros de aquí y no lo veía desde hace casi tres meses y por el otro estaba Zac, un chico guapo, tierno y divertido que se encontraba dormido a unos metros de mí. A simple vista parecía fácil la elección, pero quería mucho a Sebastián, suspiré, esta situación me frustraba.
-Creo que ya tomé una decisión- murmuré mirando a Zac- Dios por favor, que no tenga que arrepentirme de esto

Hola! 
Creo que esperaban este capítulo hace rato, pero la verdad, es que antes de irme de vacaciones me pasaron muchas cosas y pues, mientras estuve de viaje me aleje de todo, creo que todas hemos sentido la necesidad de hacer eso alguna vez. Pero bueno! ya estoy de vuelta con muchas noticias!
La única mala: Regrese a la escuela! voy a morir antes de que acabe el año, llevo dos días y ya tengo tareas atrasadas!
Una buena: Tengo muchísima inspiración.
Otra buena (o quizás no tanto): Este capítulo quedaba muy largo si agregaba la otra parte que faltaba, así que decidí dejarlo ahí. Lo bueno de eso es que el otro capítulo está casi terminado así que creo que podré volver a publicar esta semana.
Creo que tenía más cosas por decirles, pero no las recuerdo (: quizás no eran tan importantes.
Espero que les haya gustado el capítulo, gracias por leer y comentar! Eso me alegra el día.
Las quiero!

6 comentarios:

  1. AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!! muerome muerome!!! Zac es DIVINO!! ES TAN DULCE.. OMG!! ESTOY EUFÓRICA!!!! QUE LINDO...Espero que publiques pronto... OMG que decision? mas vale que ella no sea boba y escoja al que todas queremos yy al que ES (ZAC)aaahhhhh
    "-Debí haberte conocido en ese momento- me dio un ligera sonrisa y se acomodó mejor a mi lado" YO ME MUERO!!! :) :o :p... Maria no sabes cuan feliz me haces...jajajajaj... Liz

    ResponderEliminar
  2. Oh mierda. Con su decisión, realmente espero que decida por Zac, Quiero decir, ES ZAC!
    Y lo que el vivió, ya sabes, su papa, su mama, el alcohol. Dios, menos mal y estaba Kate que con un buen discurso hizo reaccionar a Zac.
    Su papa en Afganistán? en serio? Creo que yo me hubiera vuelto loca, si, no hubiera podido con tantas responsabilidades, extrañándolo y luego esto! Y aun peor, se sentía solo y recurrió al Alcohol!
    Justin... Diablos si! El es el hermano genial sexy y protector que cualquiera desearía tener
    Diablos! Que mal que hayas vuelto, ya sabes, no se, pero para mi, me alegro de no volver a estudiar hasta en no se, creo que dos meses o mas. Y realmente espero que tu inspiración dure y suba capitulo pronto guapa
    besos!

    ResponderEliminar
  3. ¡Que me parta un rayo! D:
    Se borró mi comentario que te había puesto! D: D:
    SHIT! :c
    Okay, lo resumiré :c
    Linda! Ya me había preguntado por ti en días! xD ¡Quería este capitulo ahora! :D y de tan sólo leer "Entramos a mi habitacion" me dio un ataque ♥ jaja! No es broma .-.
    Pero también sabía que el cap iba a terminar de esta forma :C ñeeeeeeee ><
    Vamos Nicolle! Ella sabe que tiene que elegir a Zac! O sea, sí, tiene un novio en otro lado pero ya las cosas a distancia no funcionan :C aunque no sé porque siento que ese novio no va a desaparecer tan rápido D: espero estar equivocada :) ¡Pero vamos! Zac es lo mejor del mundo! Es taaaaan sexy :$ caballero, atento, tierno, ¡las tiene todas! y sí, aunque sea muy triste su historia :c ese momento le dio mas puntos! Estaba hermosamente triste ;c Pobrecito! :c Entonces ahí entra Nicolle a decirle: Quiero estar contigo! y le da ese maldito beso que llevo esperando no sé cuanto tiempo! :)
    De verdad tiene que elegir a Zac, porque o sino habra un par de chicas por aquí con unas ganas de asesinarla! muahahaha (6)

    Te deseo la mejor de las suertes en la escuela D: porque sí que necesita suerte xD Yo igual entraré en unos días D: Puaaaaaaj! y por favor! Danos ese capitulo pronto! ♥
    Un abrazo lindaa!

    ResponderEliminar
  4. Ahhhhhhhh!!!!!!!!!
    Genial, tu eres genial :)
    Me encantó el capítulo, me alegra que hayas subido :)
    Bue... Bye c:
    Pd: Sorry por el comentario tan corto :/

    ResponderEliminar
  5. OH yeah! regresaste! si llevo muucho esperando este capitulo! :) juju' ya! Nicolle debería decirle "te amo Zac" ya!!! porque Zac es el indicado ^.^ juju' ya que Sebastian no se como que ella piensa que lo ama o lo quiere pero en verdad no es así & como ella pensó su lugar es en los brazos de Zac *-*♥. Zac! que triste! que su papá esté en Afganistán y sea militar con eso yo muero :C que feo! muuuchooos kilometros separándolos & hay no! que llegue esa noticia & tener que lidiar con la soledad [ya que su mamá lo está & sus amigos tambien! ;C] la tristeza, el miedo, la responsabilidad y para el colmo el alcohol D:, le agradezco a Kate! que estuvo ahí haciendolo entrar en razón, que su mamá necesitaba de el y que podían salir adelante (:

    Espero y si puedas publicar el capitulo pronto! ^.^ besos C:

    ResponderEliminar
  6. Si lo se... ME VOLVÍ A LEER EL CAPITULO!!!.... me estoy volviendo loca por andar imaginándome que puede pasar ahora..!! Zac!! Zac!! ... hey espero aun ese maldito y anhelado BESO!! cheka tu e-mail... besos...LIZ

    ResponderEliminar