24 de septiembre de 2012

Capítulo 41: "¿Tu querías terminar con él?"


-¿Aló?- repitió nuevamente ya que yo no contesté
-Hola- murmuré, se me formo un nudo en la garganta
-¡Hola amor! ¿Cómo estás?-
-Bien ¿y tú?- pregunté
-¡Bien! ¿Si escuchaste mi mensaje? Te llamé para avisarte que me iba de campamento pero no me contestaste-
-Si es que dejé el teléfono en casa todo el día-
-Ah ¿y cómo estás?- me demoré un poco en responder
-Bien ¿y tú? ¿Cómo estuvo el campamento?- pregunté
-Genial, me divertí mucho. Pero me hiciste falta, no es lo mismo sin ti- el nudo en la garganta se hizo más notorio, los ojos se me aguaron. No podía seguir aplazando esto
-Sebastián tenemos que hablar- murmuré haciendo a un lado el nudo que me impedía hablar
-¿Qué paso?- preguntó preocupado
-Sebastián yo… - suspiré. Dios, esto era peor que difícil- Sé que fui yo quien quiso que siguiéramos intentándolo,  y lo hicimos, pero creo que ya nada es lo mismo, creo que ambos nos hemos dado cuenta, hace mucho no nos vemos, ya casi ni hablamos… yo te amo pero esto ya no está funcionando, yo creo que lo mejor es que… -
-No lo digas- Sebastián me interrumpió, su voz sonaba cortada, las lágrimas empezaron a resbalar por mis mejillas
-Sebastián- murmuré- por favor, no me lo hagas más difícil
-No Nicolle, yo no voy a permitir que esto se acabe sin intentarlo-
-¿Sin intentarlo? ¿Y qué hemos hecho estos tres meses? Esto no va a funcionar-
-Nicolle- me mataba escucharlo así- ambos teníamos claro antes de que te fueras que esto no sería fácil, y sobre todo que no sería lo mismo ¿entonces qué ha pasado?- preguntó- ¿por qué ya no te interesa intentarlo? ¿Por qué te estás dando por vencida?
Me quedé callada, ¿por qué? ¿Por qué ahora no me agradaba igual que antes que Sebastián me llamara? ¿O no me importaba pasar días sin saber de él? La respuesta fue tan clara que me sorprendí; Zac. Él era la razón, cuando él estaba cerca el resto parecía no importar, me sentía completa y no necesitaba de nada ni de nadie, ni siquiera de mi novio.
-Nicolle, tomémonos un tiempo, yo estoy seguro de que te necesito, pero quizás un tiempo separados sea lo mejor. Piénsalo, mañana te llamo. Te amo- colgó antes de que pudiera contestar.
Dejé el teléfono en la mesa de noche y me lleve la mano a la boca para reprimir un sollozo, cerré los ojos y me dejé caer hacia atrás en la cama. Me sentí una mala persona, ¿cómo era posible que las cosas cambiaran en tan poco tiempo? Apenas llegué a Los Ángeles lo primero que quise hacer fue hablar con Sebastián pero ahora podían pasar días sin que yo me acordara de llamarlo. ¿Cómo era posible que una persona cambiara todo en tan poco tiempo? Siempre estuve segura de amar a Sebastián y de querer estar con él siempre, pero ahora ya no veía todo tan claro. Conocer a Zac me hizo ver las cosas de otra manera, él me hace sentir bien, me gusta estar con él. Retiré mi cabello de la cara, me sentía increíblemente mal.
Me puse los audífonos y subí el volumen al máximo, no quería ni escuchar mis propios pensamientos. A pesar de que intente olvidarlo todo, dejar mi mente en blanco y concentrarme sólo en las canciones, no pude evitar que las lágrimas siguieran resbalando.

La alarma sonó más molesta que normalmente, me senté en la cama sin apagarla, la cabeza me pesaba y los ojos de ardían. No quería ni imaginarme como lucía, mire a mi alrededor ¿en qué momento apagué la música? No lo recordaba. Me froté los ojos y me levanté apagando la alarma para dirigirme al baño. Me miré al espejo, estaba hecha un desastre, mi cabello estaba revuelto, estaba sonrojada por haberme levantado recién, y mis ojos estaban hinchados. Suspiré, me desvestí y me metí a bañar con agua fría, coloqué mi cara debajo del chorro rogando para que mis ojos mejoraran aunque fuera un poco. Salí, me cambié y me maquille.
Todos estaban desayunando cuando bajé, me serví un plato de cereal y me senté en silencio junto a ellos.
-¿Qué tienes Nicolle?- preguntó Cristina que estaba dándole de comer a Isabella
-Nada, sólo no dormí muy bien- me encogí de hombros sin desviar la vista de mi plato
Nadie preguntó nada más, terminé de desayunar, me cepille los dientes, tomé mis cosas y seguí a mis hermanos al carro.
-Bueno Nicolle, dinos ya que te pasa- dijo Justin mientras íbamos de camino al instituto
-Ya les dije, no dormí muy bien anoche-
-Si, ¿pero por qué?- preguntó Derek mirándome a través del espejo retrovisor
-Por nada en especial- murmuré dirigiendo mi vista a la ventana ya estábamos por llegar
-Se nota que tienes los ojos hinchados- dijo Justin
-¿Qué?- me llevé una mano a la cara
-¡Ha! Te atrapé- Justin giró un poco en su asiento para verme más de frente- ¿Lloraste anoche?– mierda, había caído en su trampa, le esquivé la mirada, pero mis ojos volvieron a aguarse. No dije nada, mis hermanos lo entendieron y tampoco dijeron nada.
Derek parqueó el carro, ellos se bajaron primero, yo limpie mis ojos y los seguí, pero no alcancé ni a alejarme dos pasos del carro cuando Derek me abrazó.
-¿Por qué lloraste anoche?- me preguntó manteniéndome junto a él. No le dije nada, pero nuevamente un nudo se me formó en la garganta- ¿Fue por Sebastián?- asentí y bajé la mirada.- No puedo creer que otra vez estés llorando por ese imbécil- lo fulminé con la mirada e intenté alejarme de él- Lo siento pero es la verdad, odio que llores por él.
-Yo también lo detesto- murmuré
-Sabes que me tienes aquí si necesitas algo- le sonreí débilmente, me dio un beso en la frente y se alejó.
Vi a Derek alejarse y comencé a caminar hacia mi clase, dos horas seguidas de Álgebra, una tortura. Entre al salón y me senté en silencio junto a Sarah quien estaba hablando con Ashley y Rachel.
-Hola Nicolle- me saludó Sarah
-Hola-
-¿Qué tienes?- me encogí de hombros y baje la mirada, no quería hablar y espere que entendieran, lamentablemente no fue así- No me digas, ¿hablaste con él?
-¿Con quién?- preguntó Ashley
-Con Sebastián- respondí masajeándome la sien
-¿Qué pasó?- siguió preguntando Sarah
-De todo menos lo que tenía que pasar- abrí mi cuaderno pues la profesora acababa de entrar
-Bueno días alumnos- muy pocos contestaron- hoy únicamente haremos ejercicios del tema que vimos la clase anterior ya que la próxima clase tenemos examen. Abran el libro en la página 216, harán del 1 al 63 y del 75 al 112- explicó copiando los ejercicios en el pizarrón- Pueden unirse en grupos, calificaré el trabajo la próxima clase, si tienen dudas pueden acercarse a preguntar. Si terminan antes de que acaben las dos horas pueden irse.
Inmediatamente todos comenzaron a unirse en grupos, Rachel y Ashley se sentaron en nuestra mesa. Nadie dijo nada mientras sacábamos lo que íbamos a necesitar.
-¿Y entonces?- empezó Ashley
-Nada, fue un desastre-
-¿Por qué? -preguntó Sarah- Vamos Nicolle, cuenta desde el principio
-Lo llamé y me conto de su campamento, no pude dejar que siguiera hablando así que de una le dije que lo mejor era que termináramos- conté sin levantar la vista del cuaderno
-¡¿Terminaste con Sebastián?!- gritó Ashley
-Shh- la callé rápidamente- Claro que no
-¿No? ¿Cómo qué no?- preguntó Sarah confundida- ¿Ese no era el plan?
-No pude hacerlo- suspiré- Él me dijo que no quería que termináramos y pues me dijo que nos diéramos un tiempo-
-¿Y tú que le dijiste?- siguió preguntando Sarah
-Nada, me colgó-
-¿Cómo así que te colgó?
-Sí, me dijo que me necesitaba, que me amaba y que pensara en lo que me había dicho. Hoy me va a llamar para que hablemos-
-¿Y qué vas a hacer?- preguntó Ashley
-No tengo idea-
-¿Tú querías terminar con él?- preguntó Rachel
-Es que las cosas ya no son lo mismo-
-¿Eso es un sí?- suspiré y dejé de mirar mi cuaderno e intentar entender un ejercicio
-No lo sé, yo lo amo pero- me encogí de hombros, los ojos se me aguaron y respiré para calmarme, si comenzaba a llorar no podría detenerme
-¿Es por Zac?- Ashley me miró
¿Por Zac? Si, por una parte sí. Pero de todos modos las cosas entre Sebastián y yo no eran lo mismo. Me limpié los ojos, Sarah me abrazó y no pude evitar que se me escapara un sollozo. Dios no, por favor. Hice mi mayor esfuerzo por no llorar. Me aparté de ella y le sonreí, justo en ese instante vibró mi teléfono. Un mensaje de Sebastián, suspire y lo abrí.

Amor. No sé qué nos está pasando, pero quiero que sepas que lo siento, yo no me esforzado por que las cosas sean parecidas a lo que eran antes, di por hecho que no cambiarían y permití que nos fuéramos alejando. Ten claro que te amo y que eres la persona más importante en mi vida, te necesito conmigo. No quiero que estos 14 meses que llevamos juntos queden ahí, contigo he pasado momentos increíbles y quiero que sean muchísimos más. Piénsalo, te amo.
PD: escucha la canción que te envío, es para ti. Te llamo más tarde para que hablemos. http://www.youtube.com/watch?v=t7PWR0E0MJ8

-¿Nicolle?- me llamó suavemente Sarah pero la ignoré.
Miré a la profesora pero estaba concentrada explicándole un ejercicio a un chico. Abrí el link que Sebastián me había enviado y se abrió un video en Youtube. Al ver el nombre la reconocí, la habría escuchado dos veces, pero nunca había puesto atención a la letra. Bajé el volumen al mínimo y me llevé el teléfono al oído, Kilómetros de Sin Bandera comenzó a sonar.

A varios cientos de kilómetros
puede tu voz darme calor igual que un sol
y siento como un cambio armónico
va componiendo una canción en mi interior

Sé que seguir no suena lógico
pero no olvido tu perfume mágico
y este encuentro telefónico
me ha recordado que estoy loco por ti

Que todo el mundo cabe en el teléfono
que no hay distancias grandes para nuestro amor
que todo es perfecto cuando te siento
tan cerca aunque estés tan lejos

A varios cientos de kilómetros
tiene un secreto que decirte mi dolor
en cuanto cuelgues el teléfono
se quedará pensando mi corazón

Que todo el mundo cabe en el teléfono
que no hay distancias grandes para nuestro amor
que todo es perfecto cuando te siento
tan cerca aunque estés tan lejos.

-¿Nicolle qué pasa?- terminé de escuchar la canción y dejé el teléfono sobre la mesa. Apoyé mis codos y tapé mi cara con mis manos, sentía las mejillas húmedas pero no hice ningún intento por limpiarlas, las lágrimas seguían resbalando, ¿en serio esto estaba bien? ¿Lo mejor era terminar con Sebastián? Si era así, ¿por qué me sentía tan mal? Vi como Sarah tomaba mi teléfono- Oh genial, español- volvió a dejar el teléfono y me rodeo con sus brazos nuevamente, esta vez no me aparte, lo necesitaba. Me dejo llorar en silencio, suspiré y me alejé de ella, pasé mis manos por mis mejillas quitando los restos de lágrimas que aún tenía
-Era Sebastián- murmuré
-¿Qué dijo?- preguntó Ashley. Tomé el celular nuevamente en mis manos y les traduje el mensaje-¿Qué decía la canción?
Suspiré, no me sentía capaz de leer la letra sin derrumbarme pero hice mi mayor esfuerzo, busqué la letra y la leí, la voz me fallo antes de terminar, pero no permití que más lágrimas rodaran por mis mejillas.
-Creo que entendimos lo suficiente- murmuró Rachel, le agradecí
-¿Qué vas a hacer?- preguntó Sarah
-No lo sé, ¿por qué todo es tan complicado?- pregunté frustrada. Sarah sonrió
-Porque así es la vida, haz lo que creas correcto, yo creo que todos estamos de acuerdo con que lo mejor es que termines con él, pero esa decisión la debes tomar tú-
-¿Qué era lo que pretendías?- preguntó Rachel después de un silencio corto
-¿Cómo?-
-Digo, ¿Cómo esperabas hacer con esa relación si no vas a volver a verlo?-
-No sé, iba a volver al terminar el instituto-
-¡¿Pensabas mantener una relación por tres años?! –Gritó Ashley- No es como si te hubieras cambiado de ciudad, te fuiste a otro país- me encogí de hombros
-No parecía tan difícil cuando le dije que lo intentáramos-
-¿Pero por tres años?- volvió a insistir Ashley
-Ese era el plan-
-Hasta que apareció Zac- Sarah me miró sonriendo- Por un lado tienes a tu novio que está en otro país, que no sabemos cómo luce pero que te ama, y por el otro lado tienes a un chico que está a tan solo unos salones de aquí, que le encantas y que está increíblemente sexy. Eres tan desafortunada- ironizó Sarah, todas reímos
-Mira quien lo dice, la chica que también tiene a un chico increíblemente sexy como novio- Ashley rodó los ojos
-Si claro, como si tú no estuvieras saliendo a escondidas con Jake- murmuró Rachel
-¡¿Qué?! ¿Cómo así? ¿Cuándo pasó eso?- ahora fue mi turno de gritar
-Shh- reí- no estoy saliendo con Jake
-Pero quieres- rió Sarah
-Yo soy la única sola- Rachel fingió tristeza
-Pero por qué quieres, Thom te ama y tú lo amas, no entiendo por qué terminaron-
-No importa Sarah- Rachel agachó la mirada
-¿Ashley me vas a contar? ¿Qué pasó con Paul? ¿No te encantaba?- Rachel me miró agradecida y le sonreí
-Es que Paul- Ashley hizo un gesto con sus manos como si lo estuviera ahorcando, todas reímos- yo no le importo ni un poco, ya me cansé
-Así se habla- Sarah levantó la mano y la chocó con Ashley
-Pero en cambio Jake- Ashley soltó un suspiro ilusionado, sonreí
-¿Cómo fue que empezó todo? Si antes ustedes ni se hablaban-
Ashley cerró su cuaderno y comenzó a contarnos, se lo agradecí infinitamente pues me mantuvo distraída lo que quedaba de clase.

Hola! Como ocho mil años sin publicar! Lo siento! Me han pasado muchas cosas últimamente y no he tenido muchas ganas de sentarme a escribir, necesitaba alejarme un rato de todo, y lo peor, me enferme! Simplemente gripe pero agh me sentía increíblemente mal. Gracias por esperarme y entenderme! 
El capítulo no es de los mejores pero es bastante largo (: creo que volveré a subir esta semana pero con tantas tareas que tengo no prometo nada. Escuchen la canción! A mi me encanta y es perfecta para la situación :D
 Gracias a todas por leer y comentar mis entradas.
Las Quiero!
Saludos!

1 comentario:

  1. COTEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE ♥
    (así se les dice a las María José aquí :D)
    DIOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOS! .__.
    "Echaré un vistazo en bloguer... sólo un minutos.... UN CAPITULOO TUYOOOOOOOOOOOOOOO! ♥"
    Es la historia de mi vida xD jajaja!
    No puedo creer que me me haya pasado esto .-. Lloré con el inicio :c ¡Pero como! Yo quería que terminaran :c y di por hecho que Sebastian lo dejaría todo.. pero me equivoque o.O ¿Que pretende este chico? O sea... él debería darse cuenta igual que para ella es difícil, tampoco puede obligarla a estar con él :S pero igual lindo que quiera seguir con ella *-*
    Pobre Nicolle :c de verdad es tan difícil su situación :S yo creo que andaría llorando todo el día xD jajaja! Pero debería detenerse un segundo y decir ya la firma, que es lo que quiere? Porque cualquier decisión que tomé causará dolor /:
    Que todo el mundo cabe en el teléfono ..♥ !
    SIN BANDERAAAAAAAAAAAAAAAA! *-* Me encantan sus canciones :3 así que vieras el ataque que me dio cuando escuche que era esa *-*
    uuuf... es que tu me matarás esperando el capítulo en el que se decida al fina que hacer, eh xD ... como que me gusta y no tanta cosa entremedio xD quiero que de una vez bese a Zac, pero también quiero que no sé... sea un momento inesperado xD jajaja ok, ya perdí el juicio xD

    En fin bonita, sabes que recontra AMO tu novela ♥ así con mi vida :) y muerrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrro por el otro cap! ojala que tengas algun tiempito y logres subirlo ;)
    Un abrazo grande!

    ResponderEliminar