11 de octubre de 2012

Capítulo 42: "No puedo creer que otra vez este llorando por ese imbécil"


NARRA ASHLEY
¿Cómo fue que llegamos a este tema, de la casi ruptura de Nicolle y Sebastián –cosa que aún no podía creer- a Jake y a mí? No es que me molestara hablar de nosotros pero, ¿cómo iba a responder a sus preguntas cuando ni yo misma entendía qué sentía? Las tres me miraban expectantes, suspiré y comencé a contarles.

**Flash Back**
Me reí sonoramente, Jake intentó quedarse serio pero no lo logró y rompió a reír. Llevábamos toda la tarde trabajando en el proyecto de Biología, ambos estábamos cansados y ya no queríamos trabajar más.
-Vamos- dijo Jake de repente levantándose
-¿Vamos?- pregunté tomando la mano que me ofrecía y levantándome.- ¿A dónde?
-Te invito un helado- me dijo sonriendo
Me acerqué al armario para buscar un saco, tenía un vestido blanco así que podía ponerme cualquier cosa.
-Ponte el amarillo- comentó Jake a mi lado haciéndome sobresaltar – me gusta cómo te queda ese color
Se encogió de hombros y caminó hacia la puerta de mi habitación, sentí mis mejillas sonrojarse, tomé el saco que él había sugerido y salí detrás de él.

-Me hice la cicatriz aprendiendo a montar tabla- me mostró la cicatriz de su brazo- me toca, ¿quién te gusta?- me sonrojé
-Se te acabaron las preguntas, ya hiciste 20, no tienes derecho a más- metí una cucharada de helado en mi boca
-¿En serio? Creo que estás contando mal, responde la pregunta- negué con la cabeza y reí- Está bien, juguemos otra cosa
-¿A qué?- pregunte comiendo helado
-El juego del si y el no- me miro sonriendo
-¿Cómo se juega?- pregunté curiosa
-Tú solo puedes decir si, y yo sólo puedo decir no. El que logre que el otro se equivoque gana-
-¿Y que pasa con el que pierda?-
-Tiene que hacer algo que el otro quiera- murmuró intentando poner cara de malo, reí sonoramente
-Trato-estire mi mano y él la estrecho
-¿Te gusta alguien?- pregunto sonriendo
-Tramposo- murmuré, Jake sólo rió. Si respondía que sí, lo más probable es que vinieran más preguntas, era más sencillo si lo negaba  pero, ¿cómo lo haría sin utilizar la palabra no? Por más que me encantara Paul, era tiempo de superarlo- mis intereses están puestos sobre otras cosas en este momento
Jake me miró serio y rompió a reír por lo que acababa de decir, no pude aguantarme y me reí junto a él.

-No puedo creer que llevemos jugando esto por 2 horas y que ninguno haya perdido- Jake sonrió
-Yo si – estábamos en la puerta de mi casa- La pase muy bien, me divertí bastante. Gracias
-No hay porqué. Descansa- Jake se acercó a mí y me dio un beso en la mejilla. Me sonrojé ante su cercanía.
-Tu igual-
Observé a Jake alejarse, me di la vuelta y busqué las llaves entre mi bolso.
-¡Hey! ¡Standford!- me voltee extrañada al escuchar a Jake llamarme por mi apellido- ¿Saldrías conmigo mañana después de la escuela?- sonreí – Recuerda que el juego no ha acabado
-Me encantaría- contesté riendo, lo vi sonreír y darse la vuelta
Entre en casa con una sonrisa que me duró el resto de la noche.
** Fin del Flash Back**

-No puedo creerlo, ¡me encantan!- dijo Sarah, todas reímos normalmente yo era la de ese tipo de comentarios
-¿Cuándo pasó eso?- pregunto Nicolle
-La semana pasada- respondí
-¿Y qué pasó cuando volvieron a salir?-
-Realmente nada- sonreí recordando- Fuimos al cine, utilizo el juego para que viéramos una película de terror, casi muero dentro- todas rieron por mi comentario
-¿Y han vuelto a salir?- preguntó Sarah
-Dos veces, el sábado y ayer-
-¿y qué pasó ayer?- me sonrojé
-¿Qué pasó entre ustedes?- Rachel me miró esperando que empezara a contar.

**Flash Back**
-Hola Ash- saludó Jake haciéndome sobresaltar
-¡Demonios Jake! Me asustaste- el sólo rió -Dime
-Quería preguntarte algo- lo miré- ¿te recojo en tu casa o salimos juntos desde el colegio?
-En mi casa, tengo que cambiarme-
-¿Cambiarte qué? – Preguntó frunciendo el ceño- estás perfecta- inmediatamente me sonrojé
-Gracias- esquivé su mirada- Pero como ves, acabo de salir de Gimnasia
-Está bien. Paso por ti a las 5, nos vemos- Jake me dio un beso en la mejilla y se alejó

Subí corriendo las escaleras, el profesor Barnes me había retenido más tiempo después de clase y sólo pude llegar a casa hasta las 4:25, me quedaba menos de una hora para arreglarme. Entré al baño y me desvestí rápidamente, me duché en cinco minutos y salí envuelta en una toalla. Salí a mi habitación y abrí el armario, ¿Qué me pondría? Finalmente me decidí por un vestido amarillo. Regresé al baño y sequé mi cabello para después hacer unas ondas suaves en las puntas, cuando terminé miré el reloj; 4:52. Me quedaban solo cinco minutos para quedar completamente lista. Me maquille y busqué un bolso. El timbre sonó justo cuando tomé un saco, sonreí satisfecha, 35 minutos para arreglarme eran muy poco, pero lo había logrado.
-Hola Jake- sonreí al abrir la puerta
-Hola Ashley- me correspondió la sonrisa y me ofreció su mano, la tomé antes de darme cuenta lo que hacía- ¿vamos?

La tarde pasó increíblemente rápido, me había reído y divertido como hace mucho no hacía ¿qué me estaba pasando? ¿Hace cuánto no me sentía tan feliz? No quería que esta tarde acabar nunca.
-Llegamos- murmuró Jake, su voz tenía un tono triste, sonreí por dentro, él tampoco quería que todo terminara
-Gracias, fue una excelente tarde- me acerqué un poco a él
-Me alegro que te hayas divertido- Jake levantó la mano y acarició mi mejilla, sonreí ante el tacto. Cerré los ojos, y sentí sus labios sobre los míos, besarlo se sentía tan bien que no pude evitar que una sonrisa se formara en mi rostro. Se alejó un poco de mí, abrí los ojos y me encontré con sus ojos verdes. Sonreí y me acerqué para besarlo nuevamente.
**Fin del Flash Back**

-¡No puedo creer que se besaran!- gritó Rachel
-¡Señorita Woods! ¿Algo que compartir con la clase?- preguntó la profesora mirándonos desde su escritorio
-Nada, es sólo que pude hacer el ejercicio 32- Rachel sonrió mientras la profesora la fulminó con la mirada- Casi no lo logro
-Estoy muy contenta por ustedes dos- Sarah tomó mi mano y sonrió, Rachel y Nicolle hicieron lo mismo. Les devolví la sonrisa
-¿Entonces están juntos oficialmente?- preguntó Rachel
-Si- reí, se sentía tan bien. Jake era un chico excelente y me gustaba estar con él a pesar de que las cosas hubieran pasado tan rápido.
La campana sonó y el salón se vacío rápidamente. Recogimos nuestras cosas y después de que Rachel se despidiera de la profesora y le dijera algo sobre “cuán buena fue su clase” salimos de allí.
NARRA SARAH
-¿Zac te ha dicho algo acerca de lo que le pedí que preguntara?- le pregunté a Nicolle tomándola de gancho
-Sí, me dijo que Justin no quiso decirle- se encogió de hombros
-Demonios, ¿qué habrá pasado esa noche?- pregunté más para mí misma.
Bueno, de una cosa estaba segura, no me había acostado con Justin, el me lo había asegurado. ¿Entonces qué había pasado que no quería decirme? Entramos a la cafetería, Ashley y Rachel se adelantaron, Ashley se sentó junto a Jake quién sonrió apenas la vio entrar.
-¿Me acompañas a comprar algo?- pregunté mirando a Nicolle, justo en ese instante sonó su teléfono. Nos detuvimos mientras ella rebuscaba en su bolso hasta encontrarlo, cuando lo hizo éste había dejado de sonar.
-¿Quién era?- pregunté para confirmar, por su rostro supe quién era
-Sebastián- murmuró, la miré, tenía los ojos aguados. La tomé por los hombros e hice que me mirara
-Cálmate Nicolle, todo va a estar bien-
-Pero, aún no sé qué decirle-
-Dile lo que te nazca- la abracé y le dije unas últimas palabras de ánimo. Su teléfono volvió a sonar, me miró y salió de la cafetería mientras contestaba.

-Hola amor- saludé a Justin dándole un corto beso
-Hola- me sonrió
-Sarah, ¿A dónde fue Nicolle?- preguntó Derek, de reojo vi a Zac mirándonos
-Tenía que contestar una llamada- Rachel y Ashley me miraron al mismo tiempo que Justin miró a Derek.
-¿Era Sebastián?- preguntó Derek susurrando, asentí con la cabeza.
-¿Estaba llorando?- preguntó Justin con voz normal, Derek rodó los ojos y miró a Zac que ahora no hacía ningún intento por disimular que nos estaba poniendo atención. Miré a Justin pero no respondí a su pregunta.
-No puedo creer que otra vez este llorando por ese imbécil- murmuró Derek y regresó su vista a su plato.

-¡Sarah!- escuché que me llamaban, cerré la puerta de mi casillero y me encontré con Zac acercándose.
-Hola Zac- saludé empezando a caminar hacia mi clase, no quería llegar tarde
-¿Sabes dónde está Nicolle?-
-No, lo siento. No sé hacia dónde fue- contesté honestamente
-Está bien, gracias- Zac se dio la vuelta y camino cinco pasos antes de regresar- Una cosa mas
-¿Qué?-
-¿Qué tan cierto es el rumor de que Nicolle termino con Sebastián?- mierda
-¿Quién te dijo eso?- pregunté
-Escuché a Adam contárselo a Melany- se encogió de hombros. ¿Adam? ¿Ese no era el chico que se sienta detrás de mí en Álgebra? Mierda, debió escuchar todo- ¿y bien? ¿Es cierto?
-En este momento no sé qué tan cierto es- murmuré
-¿Qué?- preguntó Zac mirándome confundido
-Nada, ¿sabes? Hablamos después, voy a tarde para clase- me alejé rápidamente de allí antes de que Zac pudiera detenerme
NARRA NICOLLE
-¿Aló?- contesté dándole la espalda a Sarah y saliendo de la cafetería
-¿Amor? No te escucho bien- me dijo
-Espera llego a un lugar tranquilo- llegué al pasillo pero no me detuve, seguí caminando hasta que salí del edificio, me senté en una de las mesas que encontré allí–Ya
-¿Cómo estás?- preguntó por iniciar conversación.
-Bien ¿y tú?-
-Bien- se formó un silencio incómodo- y… ¿recibiste mi mensaje?
-Sí, gracias. Me gustó la canción- murmuré, el nudo en mi garganta empezó a formarse. Pasé saliva intentando hacerlo desaparecer, pero parecía empeñado en quedarse ahí
-¿Y qué pensaste acerca de lo que te dije?-
-Yo…- suspiré, las lágrimas empezaron a hacerse presentes- quiero que me dejes hablar. Esto no es nada fácil para mí, siento – parpadeé y las lágrimas resbalaron por mis mejillas-  siento que por más que lo intentemos no vamos a poder solucionarlo. Por más que te ame, no significa que podamos seguir juntos. Si hubiera una solución para que las cosas fueran bien otra vez no te estaría diciendo esto, pero… -
-Pero si hay una solución- me interrumpió- Podemos
-¿Podemos qué?- lo interrumpí- ¿Tener citas por Skype eternamente? ¿Hablar una vez a la semana? No es como si me hubiera ido de viaje, yo no voy a volver, me quedaré aquí por los próximos tres años como poco-
-Pero puedo ir a visitarte, o tu puedes venir aquí- suspiré ¿por qué se empeñaba en hacerlo más difícil?
-Sebastián, por favor. Es estúpido, si llegáramos a hacer eso sería que ¿una vez cada seis meses? Ya no quiero seguir sosteniendo una relación a larga distancia. Estoy agotada, no puedo más- apreté los labios para reprimir un sollozo- Creo que lo mejor es que nos demos un tiempo, total la diferencia no va a ser mucha-
-Nicolle-
-¿Qué? ¿Estoy mintiendo? En estas últimas semanas hemos hablado cuatro veces y dos fueron entre ayer y hoy- dije frustrada. – Necesito un tiempo sola para pensar que quiero, lo siento.
-Amor yo en verdad te quiero-
-¿Y yo no?- ahora estaba molesta, ¿qué estaba insinuando? ¿Qué quería terminar con todo porque ya no lo quería? ¿Es que creía que no me estaba doliendo lo que le decía?-Hablamos pronto- murmuré y colgué.
Escondí mi cara entre mis manos, dejé que los sollozos salieran libremente, no intenté reprimirlos, llevaba bastante tiempo haciéndolo, era  momento de llorar libremente. Mi teléfono volvió a sonar, era Sebastián, le colgué pero siguió insistiendo, la rabia que estaba sintiendo y la tristeza hicieron que tirara el teléfono al piso. Un sollozo se escapó de mis labios, me limpié las lágrimas con brusquedad y me levanté para recoger el teléfono, al hacerlo tumbé el bolso que había dejado a mi lado logrando que todas las cosas se salieran de éste. Me quedé quieta, sentía que iba a empezar a gritar de la frustración que sentía en ese momento, me agaché lentamente y recogí todo lo que se había caído.
 -¿Nicolle?- murmuró esa voz que ya conocía tan bien.
Me limpié las lágrimas y levanté la vista del suelo. Zac se encontraba mirándome preocupado y sostenía mi teléfono entre sus manos, ¿hace cuánto estaba ahí? Se acercó y me ayudó a recoger lo que faltaba en silencio, cuando terminamos me ayudo a levantar. Simplemente lo miré al igual que él me miró a mí, abrió sus brazos y sin pensarlo me refugié en ellos, me abrazó fuertemente contra él. Escondí mi cara entre su pecho y lloré mientras él me acariciaba el cabello.
-Nicolle- volvió a llamarme Zac. Levanté la mirada y me encontré con sus ojos grises, me miraba con preocupación. Limpió mis lágrimas con delicadeza y me apartó el cabello de la cara, se acercó un poco a mí. Lo miré, quería pero no podía, no ahora. Me aparté de él. – Lo siento
-Yo...- murmuré confundida- me tengo que ir
Tomé mi bolso y me alejé de allí. No me molesté en ir a clase, sólo quería llegar a mi casa. Salí del instituto sin problema y me dirigí caminando a casa, si había alguien tendría que dar muchas explicaciones.

-¿Hola?- saludé abriendo la puerta. Nadie respondió- ¿Hay alguien? ¿Mamá? ¿Papá?
Sólo había silencio, suspiré aliviada, necesitaba estar sola un rato. Me dirigí a la cocina y serví un vaso de agua, me lo tomé de un sorbo. Busqué mi celular mientras subía a mi habitación, tenía que avisarle a Derek que me había ido del instituto. Cuando lo encontré estaba apagado, por favor funciona, murmuré mientras intentaba prenderlo, para mi alivio prendió normalmente. Cuando hubo cargado completamente vi que tenía tres llamadas perdidas y un mensaje. Las llamadas eran de Zac, luego hablaría con él y el mensaje era de Sarah.

¿Dónde estás? Zac está buscándote, alguien le dijo que tú y Sebastián habían terminado. ¿Ya es oficial? Llámame cuando puedas

Suspiré y respondí entrando a mi habitación. Dejé el bolso sobre el escritorio y me recosté sobre este.

Ya hablé con Sebastián, mañana te cuento todo. No quería volver a clases así que me vine de una vez para mi casa, por favor dile a mis hermanos, si alguien más pregunta diles que tenía dolor de cabeza. Hablamos mañana

Lo envié y apagué mi teléfono, pretendía dormir toda la tarde. No me había fijado en mi cama pero cuando lo hice me di cuenta de que allí habían dos maletas. Me acerqué a ellas confundida, ¿qué hacían dos maletas- que definitivamente no eran mías- sobre mi cama?
-¿Nicolle?- me giré extrañada. Abrí la boca de sorpresa, no podía creer quien se encontraba en la puerta del balcón 

Hola! Capítulo largo! Bueno a mi se me hizo largo no se a ustedes. Lo siento! Hace rato hubiera publicado pero he visto tanto Gossip Girl últimamente -no se si han visto la serie, pero todos en ella son increíblemente malos - que todo lo que escribía me sonaba ¿malvado? Era como si de pronto todos los personajes en mi historia tuvieran doble personalidad. Quizás suene extraño pero no me sentía a gusto con lo que escribía aunque por fin, me quedo un capítulo decente. Espero que les haya gustado. 
Las Quiero!

4 comentarios:

  1. Decime plis que no es Sebastian el que esta ahi!
    porfa porfa que no sea él!!
    Amo a Zac!! ♥☻
    Bueno espero que publiques prontoooo!!
    XOXO

    ResponderEliminar
  2. COOOTEEE! ♥
    OHHH DIOS! DE NUEVO HIPERVENTILÉ AL VER UN CAP TUYO! :D
    Y AL VER QUE ERA ASÍ DE LARGO... OOOH DIOOOS! :) *-*
    Jake y Ashley *-* Oooh! que pareja más dulce! :3 Son así como muy tiernuchos y juguetones, dos niñitos! Y sí, la verdad es que ocurrió un poco rápido, pero como leí en un libro: no importa ir rápido o no, porque ellos hicieron lo que querían y lo que sus sentimientos deseaban :3 ¡Les deseo lo mejor a esa parejita! :3
    Ese Justin siempre no captando la señal de "no hables en voz alta" xD jajaja ,pero me legro que lo haya hecho porque Nicolle necesitaba un abrazo en ese momento :c
    ¡QUE COMPLICADO! Esta situación me pone hasta a mí mal xd :S Pero me choca un poco que Sebastián sea demasiado .. insistente >< es como .. " Date cuenta que ella tmbn esta sufriendo.. no lo hace por gusto, tonto. Dale el tiempo que necesita" .. pero igual es comprensible en su posición, pero es que ... aaaaah! ¡Ves! entro en el dilema de mi vida xD jajajaja! Y Zaaaaaaaaaaaaaaac ♥ OH MEN! Como amo a ese chico *-* Lo tiene todo! :D Y es tan preocupado y atento por Nicolle que me llega hasta doler xD okno' :) Quiero a un novio así :C >< jajaa!
    NO WAY! .____________________. Maria José! Si es lo que estoy pensando te juro que me pegaré un tiro en este segundo! o.O Desde hace mucho que se me había pasado por la cabeza que Sebastián iría a verla... ¿Es él? ... NO puede ser él .-. AAAAAAAAAAAAH! Si es así, muero, ahora :| OOOH! :S :C ... Yo tan sólo quiero que N & Z sean felices.. es mucho pedir? :c ♥

    Uuuuuuuuuf! Que capitulo amiga! :D
    Ya me volvía histerica por que no publicaras, y cuando menos lo espero ¡Chan! Publicas :D!
    Te mando un abrazo divina, espero que todo ande bien por allá! :)
    Saludos desde Chile!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola me encantan tus comentarios... escribes lo q muchas no sabemos expresar..jijiji ♥♥... Sera que si es SEBASTIAN!!?? Oh Dios Mio!!... hablamos...Liz/San Andres Islas, Colombia..♥♥

      Eliminar
  3. Dios! hace cuanto no entro por aqui?? ♥♥ Q señor capitulo!! quede de ataque!! Genial eso de Jake es tan lindo.. pero no le gana a Zac, es tan tan tan.. hay no se...especial?! Pobre Nico eentiendo lo que le pasa, alguna vez nos hemos sentido asi, pero todo saldra bien, muy bien... mientras que el o la nuev@ visitante no sea quien quiero y no quiero que sea... SEBASTIAN!!!!.... Eso seria el akabose total!!.. en fin, espero con ansias tu proxi capitulo... Vive el presente, disfruta la vida... ♥.. Saludos..Liz/San Andres islas...

    ResponderEliminar