4 de febrero de 2013

Capítulo 46: "Parece que podemos poner celosos a ambos"


NARRA NICOLLE
¿Es que las sorpresas no se iban a acabar nunca? Sebastián estaba aquí, en Los Ángeles, ¿cómo era eso posible? No pude seguir avanzando, me quedé completamente quieta y lo observé mientras avanzaba hacia mí, sus ojos tan oscuros y profundos que podías perderte en ellos, su cabello castaño cuidadosamente peinado para parecer despreocupadamente desarreglado y su cálida sonrisa de siempre, él parecía igual, y una parte de mí sabía que él no había cambiado, seguía siendo ese chico dulce del que me había enamorado, si alguien estaba diferente ahora, era yo. Sebastián se terminó de acercar y me regaló una sonrisa, en ese momento olvide todo lo que nos había pasado, todo lo que le había dicho y lo abracé fuertemente, sus brazos me rodearon enseguida y me sentí, bien. ¿Quién iba a creer que era esto lo que necesitaba? Intenté alejarme para contemplarlo mejor, pero puso una mano en mi cintura impidiéndome separar y tras acariciar suavemente mi mejilla, susurró un sorpresa y posó sus labios sobre los míos.
Tenía que admitirlo, las mariposas en el estómago ya no existían, ya no sentía que podía derretirme con tan sólo una caricia suya, pero los labios de Sebastián eran tan familiares que fue como si estuviera en casa nuevamente. Corté el beso y me separé de él, los ojos se me aguaron cuando miré los suyos, había demasiada ternura en ellos, demasiada calidez, desvié la mirada intentando no romper en llanto. ¿Por qué había besado a Sebastián de esa manera sabiendo que había sido mi culpa que las cosas estuvieran como estaban? Las luces se apagaron y la música volvió a su volumen de antes, agradecí inmensamente eso, no quería seguir siendo el centro de atención, aunque claro, todavía habían unas cuántas personas mirándonos.
Regresé mi vista a Sebastián, ¿qué haría ahora? ¿Presentarlo a todos y pretender que nada de las últimas semanas había pasado? No, ambos nos merecíamos algo mejor que eso, teníamos que aclarar las cosas completamente. Tomé su mano y lo arrastré lo más lejos de la pista que pude para que nadie pudiera oírnos, suspiré cuando nos detuvimos, ¿cómo empezar?
-Estás hermosa- dijo con una sonrisa, haciendo que me ruborizara y bajara la mirada
-Gracias-
-No sabes cuánta falta me has hecho- lo miré, realmente lo echaba de menos, no había notado cuanto hasta que lo vi aparecer por esa puerta minutos antes
-Tu a mí también- contesté en un susurro
-Feliz cumpleaños amor- se acercó un poco a mí e instintivamente me alejé, me miró confundido- ¿Qué pasa?
-¿Por qué estás aquí?- pregunté interrumpiéndolo
-¿Cómo que por qué estoy aquí? Es tu cumpleaños- intentó acercarse nuevamente pero volví a retroceder, suspiró frustrado- Ya tenía planeado venir antes de que todo esto pasara, te he extrañado demasiado y pensé que tu cumpleaños era la ocasión perfecta para venir, pero después de la última vez que hablamos- me miró y negó con la cabeza- no estaba seguro de si venir era lo mejor, pero finalmente decidí que si venía sería más fácil arreglar las cosas-
-¿Quieres arreglar las cosas?-
-¿Tú no?- la mirada incrédula que me dedicó me hizo desviar la mirada
-No… no lo sé- volví mi vista a él- no sé si sea lo mejor
-¿Entonces sólo te darás por vencida?- su voz se rompió haciendo que mis ojos se llenaran de lágrimas
-Yo…- murmuré. Se acercó rápidamente a mí y encerró mi rostro entre sus manos
-Por favor, te necesito-sus ojos castaños brillantes por las lágrimas acumuladas me miraban fijamente- Intentémoslo una vez más, no quiero que esto se acabe- cerré los ojos y una lágrima resbalo por mi mejilla, no tardaron en seguirla otras más- Nicolle yo te amo, y sé que tú también, ¿o es que acaso ya no sientes lo mismo?
No podía negárselo, todavía lo amaba, ¿pero lo suficiente como para intentarlo una vez más? ¿Qué debería hacer? ¿Lo más sano no sería terminar con esto de una buena vez? No, no puedes darte por vencida, ¿Por qué no podía soportar la idea de terminar con todo? Tener a Sebastián frente a mí hacia que la respuesta fuera tan simple; lo amaba, y no podía acabar con esto, no sin intentarlo una vez más. Acorté la distancia que nos separaba para tocar sus labios con los míos, lleve mis manos a su cuello y el deslizó sus manos por mi espalda hasta posarlas en mi cintura. Nos separamos por falta de aire, pero no nos separamos, colocó su frente sobre la mía, abrí los ojos y estaba sonriendo.
-Te he echado mucho de menos- le di un beso corto y me separé
-Ven, te voy a presentar a todos-
NARRA KATE
-¿Has notado que esto es una fiesta cierto?- preguntó sentándome junto a Zac quien me miró molesto y regresó su vista a lo que estuviera tomando-Hey tranquilo, ¿por qué estás así?
Zac se encogió de hombros y miró hacia la pista, seguí la dirección de su mirada encontrándome con Nicolle bailando con su novio. Regresé la vista a mi amigo, terminó su vaso y lo apartó.
-¿Sabes?- dijo levantándose- Creo que es hora de irme
-¿Irte?- pregunte extrañada mientras él me daba un beso en la frente
-Si- lo tomé del brazo para detenerlo
-¿Por qué te vas?-
-No estoy de humor-
-No señor- dije levantándome- es una fiesta y no te vas a arruinar la noche por Nicolle, solo ignórala
-¿Ignorarla? ¡Es la chica del cumpleaños!- murmuró molesto soltándose de mi agarre
-Sí, pero no es la única persona aquí- respondí cruzándome de brazos
-Por favor Kate, no quiero quedarme y ver como después de todo lo que ha pasado entre ellos dos, Nicolle está como si nada con su novio- murmuró la palabra como si fuera un insulto
-Entonces quédate por mí- le pedí acercándome- fuiste tú el que me obligo a venir, sabes que para mí tampoco es fácil – sin poder evitarlo mi mirada se desvió a Tyler y a Roxanne que bailaban mientras se reían
-¿Cómo es que esos dos están bailando juntos?- preguntó Zac mirando la escena que tanto me estaba lastimando
-No sé, ni debe importarme, ¿no?- pregunté con una sonrisa triste, el mal humor de Zac desapareció para convertirse en una mueca, frunció el ceño nuevamente y se acercó a abrazarme
-No voy a dejar que te sientas mal por él- le devolví el abrazo- Tyler es mi amigo pero es un imbécil
-No, no lo es- levanté mi vista para mirarlo- Fue mi error, el reaccionó mejor de lo que había esperado, por lo menos me saluda de vez en cuando-
-Ven, vamos a olvidarnos de todos los problemas, seguirán aquí mañana así que por una noche tu y yo nos divertiremos- me regaló una sonrisa sincera que le correspondí inmediatamente

-¿Seguro que no te quieres sentar?-
-¿Tan mal bailo?- preguntó Zac ladeando la cabeza, solté una risa
-No es eso, es que llevamos bailando bastante y no quiero que te sientas obligado a quedarte conmigo- expliqué encogiéndome de hombros
-No sé tú, pero yo me estoy divirtiendo además, Tyler te está mirando- murmuró Zac mirando por encima de mi hombro
-¿En serio?- pregunté colocando mis brazos detrás del cuello de él
-Está sentado en una mesa y no deja de mirarnos ni un solo instante-
-¿No está con la zorra de Roxanne?- pregunté haciendo un esfuerzo por no darme la vuelta
-No, de hecho- Zac dirigió una mirada rápida por el patio – no la veo por ningún lado
-Busca qué chico falta, seguro está con él- dije poniendo los ojos en blanco y recorriendo con la mirada la parte del patio que podía ver. Sonreí
-¿Por qué sonríes?- preguntó sonriendo también, mi sonrisa se anchó y me acerqué para susurrarle al oído
-Porque tú chica- Zac se tensó- también nos está mirando
-¿En serio?- repitió Zac relajándose- ¿y cómo se ve?
-Sin Sebastián, y un poco celosa diría yo- una sonrisa ocupó su rostro- Señor Adams, ¿está usted usándome para poner celosa a Nicolle?- pregunté sonriendo
-¿Yo? Señorita Stanley, pensé que lo que hacíamos era poner celoso a Tyler- me reí
-Parece que podemos poner celosos a ambos- regresé disimuladamente mi vista a Nicolle, se notaba que estaba molesta, ¿pero por qué? ¿Era por el hecho de que yo estaba bailando con Zac? ¿O porque su novio la había abandonado y no se veía por ninguna parte? Por la mirada que nos dedicaba me inclinaba más por la primera opción, aunque no podía estar segura, ¿y si lo averiguaba? – Zac ¿puedo hacer algo?
-¿Qué?-
-Prométeme que no te vas a enfadar, luego te explico todo- coloqué una mano en la mejilla de Zac, y la acaricié con el pulgar, sus ojos me miraron cautelosos
-Kate- susurró quedamente
-Shhh – y terminé de acercarme.
Posé mis labios sobre los suyos, los moví suavemente forzándolo a responder y por fin lo hizo, sentí sus manos en mi cintura pegándome más a él, solté su cara y llevé mis manos a su cuello para jugar con su pelo, su mano derecha me recorrió el costado y se quedó en mi cuello. Mordí su labio inferior y tire de él suavemente para finalmente separarme. Mantuve mi frente pegada a la suya mientras nuestras respiraciones se acompasaban, abrí los ojos y sin moverme miré a Nicolle, tenía el ceño fruncido, sonreí, así que mi teoría era cierta. ¿Si tanto le molesta por qué no ha terminado con su novio y empezado a salir con Zac? No pretenderá que Zac la espere hasta que ella decida acabar con su farsa de relación, ¿o sí? Por más de que Nicolle me agrade, no la entiendo, Zac es como mi mejor amigo y nunca me ha interesado tener algo con él, pero siempre he pensado que es guapo, y un buen chico, ¿por qué sigue empeñado en esperar a Nicolle? Claro, ella tenía que arreglar sus problemas, pero tres meses han sido más que suficientes ¿no? Además, por lo que vi hoy en la llegada de Sebastián, ella todavía quiere estar con él, prácticamente se tiró en sus brazos apenas lo vio, ¿es que no le importa Zac? No, Nicolle no es de esa clase de chicas.
-¿Estás muy molesto?- pregunté levantando por fin la vista
-Mmm, sí- murmuró Zac
-¿De verdad?- pregunté sonriendo
-No- me regresó la sonrisa- ¿ahora me explicarás de qué iba todo esto?
-Un pequeño experimento-
-¿Y bien? ¿Qué concluiste?-
-Que no entiendo a Nicolle- me encogí de hombros
-Bueno, somos dos-
-Digo, le encantas, ¿Por qué sigue con su novio? Es lindo pero está a miles de kilómetros, bueno no ahora, pero me entiendes- frunció el ceño
-¿Le encanto?-
-¿En serio me estás preguntando eso? ¿No te has dado cuenta?- puse los ojos en blanco
-Pues después de lo de antes- se encogió de hombros haciendo una mueca- me refiero a la llegada de Sebastián
-Ah eso-
-Si eso- respondió cerrando el tema, le di un beso en la comisura del labio, frunció el ceño nuevamente pero me dedicó una sonrisa y siguió bailando conmigo

-¿Qué fue eso?- Roxanne se puso a mi lado y tomo un vaso de los que estaban en la mesa que tenía en frente
-¿Qué fue qué?- pregunté mirándola
-No te hagas la inocente, lo del beso de Zac- me encogí de hombros- Pensé que no te gustaba
-No es asunto tuyo-
-¿En serio Kate? ¿Sigues molesta conmigo?- preguntó tomando un sorbo
-Sí Roxanne, sigo molesta-
-Pero ya te dije que lo sentía- murmuró con su voz de niña mimada
-Lo sé, pero que lo digas no significa nada, cuando lo sientas de verdad podemos seguir siendo amigas-
-¿Cómo sabes que no lo siento? De verdad te extraño Katie- la mire incrédula
-¿Y esperas que te crea? ¿Después de que no te has despegado de Tyler ni un segundo?- la mano me picaba, la cerré en un puño para controlarla, sentía unas ganas inmensas de abofetearla
-Sabes que Tyler no me interesa- se encogió de hombros tranquilamente y sonrió- En este momento me interesa otra persona
Seguí la dirección de su mirada, cerca de las mesas, mirando algo en su teléfono se encontraba Sebastián, en ese momento levantó la vista y le regaló una sonrisa a Roxanne. Abrí los ojos, no podía ser tan arrastrada, ¿o sí?
-Aléjate de él- murmuré furiosa-Es el novio de Nicolle
-¿Y crees que no lo sé? – dijo riendo
-Lo digo en serio Roxanne- me alejé de ella, un minuto más y no respondía por mis actos

-Kate, estoy cansada, ¿podemos irnos ya?- preguntó Michelle sentándose a mi lado
-Claro, cansada- respondí con sarcasmo- ¿No tendrá que ver con el hecho de que Liam ya se fue?
-¡Kate!- gritó Michelle golpeándome el hombro, reí
-Está bien, vamos a despedirnos y nos vamos- me levanté trabajosamente, los tacones estaban matándome
-Nicolle, ya nos vamos- Michelle se acercó y la abrazó
-¿Cómo se irán?- preguntó sin mirarme
-Supongo que tomaremos un taxi- respondió mi hermana quitándole importancia
-¿A esta hora?- me encogí de hombros- ¿No hay alguien que viva cerca que pueda llevarlas?
-Zac se queda aquí ¿verdad?- pregunté inocentemente, Nicolle frunció el ceño y asintió- Entonces no
Sebastián llegó en ese momento, le dijo algo a Nicolle y le dio un beso, rodé los ojos, un momento después llegó Roxanne.
-¿Estás listo?- preguntó Roxanne dedicándole una de sus más resplandecientes sonrisas a Sebastián, fue mi turno de fruncir el ceño
-Si-
-¿Qué?- pregunté sin poder evitarlo
-Roxanne se ofreció llevar a Sebastián a su hotel, mis padres tomaron demasiado vino, Justin está con Sarah y no sé dónde está Derek- explicó Nicolle, ¿cómo era posible que dejara ir a su novio con Roxanne?
-¿En serio?- murmuré- Roxanne, ¿podrías llevarnos a nosotras también? No queremos irnos en taxi
-Claro- respondió intentando mantener la sonrisa
Le devolví una sonrisa irónica, me despedí de Nicolle y le deseé nuevamente feliz cumpleaños a pesar de que ella no estaba ni un poco interesada en hablar conmigo y seguí a Roxanne y a Sebastián hacia el carro.
NARRA NICOLLE
Cerré la puerta de mi habitación y me quedé recostada en ella un momento, lancé un suspiro, por fin todos se habían ido, Carolina y Nicolás seguían en el primer piso así que en ese momento estaba sola. Me quité los zapatos apoyándome en la puerta, los pies me dolían, caminé directa al baño, me desmaquillé y me recogí el cabello, regresé al cuarto y me quité el vestido dejándolo sobre el escritorio, me coloqué la pijama y me tiré sobre la cama sin molestarme en meterme dentro de las cobijas.
Habían pasado tantas cosas hoy que me dolía la cabeza, primero mi intento fallido de decirle lo que sentía a Zac, la llegada de Sebastián, el beso de Zac y Kate – gruñí para mis adentros-, la desaparición de Sebastián y el regaño por parte de Carolina. Cerré los ojos y suspiré, mi cabeza era un caos, esta mañana ya había tomado mi decisión, y luego apareció Sebastián y logró confundirme, aunque después del espectáculo que dieron Zac y Kate quizás continuar con Sebastián no era una mala idea. Pero, ¿cómo es posible que mi novio se desapareciera durante mi cumpleaños? Me había dicho que iba al baño y no regresó sino media hora después, y yo no le dije nada porque aún estaba conmocionada por el beso. Y por último Carolina molesta porque seguía con Sebastián, Dios, ¿por qué las cosas no hacían más que complicarse?
Sentí un suave golpe en la puerta, abrí los ojos y me senté en la cama mientras murmuré un adelante, abrí los ojos al ver a Zac en la puerta de mi habitación.
-Hola- saludó sin acercarse
-Hola- respondí acomodándome un mechón de cabello detrás de la oreja
-¿Cómo estás?- preguntó
-Bien- estaba molesta con él, ¿Por qué había besado a Kate?
-¿Puedo hacerte una pregunta?- dijo rompiendo el silencio incómodo que siguió después, me encogí de hombros- ¿Qué era lo que ibas a decirme antes de que… nos interrumpieran?
Me sonrojé y bajé la mirada, tanto que había intentado decírselo y ahora no importaba, yo estaba con Sebastián y él se había besado con Kate.
-Nada importante- se quedó mirándome un tiempo, frunció el ceño y se acercó un poco
-¿Segura?- preguntó no muy convencido, asentí suavemente- Bien, venía a despedirme
Se acercó vacilante a mí y me dio un beso en la frente, cerré los ojos al sentir su contacto, cuando volví a abrirlos él ya estaba caminando hacía la puerta y mis ojos se habían aguado, sin poder evitarlo las palabras salieron de mi boca.
-¿Por qué besaste a Kate?- Zac se quedó quieto y se giró lentamente a mirarme
-¿Por qué lloras?- lágrimas se deslizaron silenciosamente por mis mejillas
-Te pregunté primero-
-¿Por qué quieres saber?-
-Zac- murmuré, no quería romper a llorar- ¿por qué no quieres decirme?
-No, soy yo el que debería hacerte las preguntas, ¿crees que no sé lo que querías decirme esta noche?- se acercó hacia mí- ¿crees que no sé qué tú te sientes exactamente igual que yo? – me acarició la mejilla y por reflejo me levante y me aparte
-Zac yo… - balbuceé- tu sabes que…
-Si tú estás con Sebastián- frunció el ceño y se alejó
-No, es que… - no encontraba palabras, y Zac no parecía querer permitirme hablar
-¿Es que qué? ¿Vas a negarme que te pasan cosas conmigo?- me quedé en silencio- ¿ves? No es tan complicado
-Si lo es- susurré
-No, no lo es- explotó por fin Zac- ¿Cómo puedes preguntarme por qué besé a Kate? ¿Qué tal si yo te pregunto por qué tu besaste a Sebastián? No puedo hacerlo, y tú tampoco, tú tienes novio y yo…- se calló un momento- y yo estoy soltero, así que puedo hacer lo que quiera.
Se dio la vuelta y caminó hacia la puerta.
-Zac por favor- dije ahogada en lágrimas, negó con la cabeza sin mirarme
-Necesito que tomes una decisión- y sin decir más salió de mi habitación y cerró la puerta.
Me quedé quieta un momento, contemplando la puerta por la que acababa de salir Zac, ¿podía culparlo? No, había dicho todo lo que sentía, no podía seguir indecisa, no era justo para él y después de esta noche, con Sebastián aquí la decisión parecía tomada ya. Un sollozo salió de mis labios ante ese pensamiento, apreté los labios para impedir que los siguientes salieran pero fue imposible, las lágrimas rápidamente mojaron mis mejillas, me tiré en la cama y enterré en la cara en la almohada, llorando y gritando para poder desahogarme sin ser escuchada.
NARRA ROXANNE
-¿Cómo es que hablas tan bien inglés?- le pregunté a Sebastián mirándolo de reojo, acabábamos de dejar a Kate y a Michelle en su casa
-Tomé clases- sonrió- y aunque no lo creas, el inglés no es tan difícil
-En cambio el español- puse mala cara- es demasiado complicado
-¿Te parece?- asentí- Cuando quieras puedo darte clases
Sonreí en respuesta, el recuerdo de hace un rato regresó a mí. Me había encontrado a Sebastián dentro de la casa de Nicolle y nos quedamos hablando un rato, lo suficiente para decidir que me encantaba ese chico.
-Eso me encantaría- él sonrió y se acomodó contra la puerta para poder mirarme de frente -¿Qué?- pregunté al sentir su mirada sobre mí
-¿La verdad?- asentí- es que eres muy guapa- fue mi turno de sonreír
-Tú no te quedas atrás-

-¿Dijiste Beverly Hills Hotel? - Pregunté
-Si-
-Bueno entonces llegamos- le avisé parqueando en la entrada
-Gracias- me miró fijamente, me mordí un labio, vaya que era sexy
Sebastián puso una mano en mi mejilla y haló con el pulgar mi labio para que dejara de mordérmelo.
-No hagas eso- frunció el ceño
-¿Por qué?- pregunté contemplando sus ojos castaños
-Porque me dan ganas de hacer esto- se terminó de acercar y me beso.
Inmediatamente le correspondí el beso, lo tomé por el cuello de la camisa y lo acerqué más a mí para profundizar el beso, un gemido salió de sus labios, sonreí al escucharlo
-¿Quieres subir?- preguntó al separarse de mí
-Siempre he querido conocer las habitaciones de este hotel- le dediqué una de mis mejores sonrisas y me alejé.
Me guiño un ojo antes de salir del auto, me acomodé el pelo mirándome en el retrovisor y me bajé. Le entregué las llaves al chico encargado y tomando a Sebastián de la mano lo seguí hacia el hotel.

Hola! Nueva entrada! Nuevamente lo siento! Es que me han pasado bastantes cosas estos días, y ya regresé al colegio así que espero que como no puedo estar todo el día viendo películas que me distraigan, me quedará más tiempo para escribir. Creanme que no desaparezco por gusto, es solo que no me da tiempo!
Para mí, el capítulo pasado no era la gran cosa porque este, bueno ESTE tiene bastante emoción ¿o no? ¡Comenten que les pareció! ¿Se esperaban algo de esto?
Las quiero, gracias por seguir aquí después de todo.
Saludos!

4 comentarios:

  1. Amoo este capituloo
    Odio a Sebastián engaña a Nicolle
    Sigue la lo mas pronto que puedas por faaaa
    AMO TU NOVELA!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. !!Wow este capitulo estuvo Genial¡¡ No me gusto para nada que volviera con Sebastian, es que lo detesto como puede ser que la engañe y con Roxanne, bueno en fin publica lo mas pronto posible quiero saber mas...

    Bay besos ;)

    ResponderEliminar
  3. hermosoooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo ame este capitulo michiii me puse a llorar te lo juro pero si nicolle y zac ya estaban a punto y viene la mama con la sorpresa y aparece sebastian ¿pero que demonios? te lo juro que me dio ganas de patear o pegar a alguien y mi sr teddy pago pato-.--------- roxanne? enserio? algo me decia que no era tan santa que digamos---- y lo peor de todo esque nicolle tiene a sebastian en lo alto coo si el no hiciera nadaaa y es el primero que saca el pie del platoo............... rayosss .. ijijij celosaaa y celosooo se les vio tan bien a los dos en ese estadoooo me muero y te lo juro que dios maria jose me dejaste lelaa sin palabras n se que mas decir........... solo que me encanta tu historia y que eres genial xoxxo
    aprovechare por no haber dejado comentario estuve ausente por mucho tiempo mi mami me castigo asi que lei los capitulos de corrido los que me faltaban y te lo juro que me quedaba calva por que decia ¿cuando se diran que se gustan y que quieren tener algo serio===??? mmmmmmmmmmm escribes fenomenal y ya me estare pasando mas seguido un beso y un abrazo fuerte desde peru y suerte en todos tus proyectoss...
    karen-peru

    ResponderEliminar
  4. ¡A NO, COTE! YO A TI TE MATO !
    Primero: Nicolle. ¬¬' ¿Estas bromenado? No, te juro que a ella le parto la cara ¬¬' ¡No puede estar hablando en serio! ¿Volver con sebastián? D: ¿Una miradita y ya cae? D: No. No. NO. Esa niña esta loca. No puede hacer. ¿Para qué? Ya, sí, puede que todavía sienta algo por él, pero no es nada sano D: Y mira nada más como es ese tan Sebasttían... bastaro ¬¬' cretino ¬¬' imbécil ¬¬' yo lo mato ¬¬' aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaarg Te juuro que tengo una rabia de los mil demonios D: ¡Es que el muy maldito pide amor y ya se esta rebolcando con otra! D: No way' Deja que me lo encuentre no más y ya verá >< No vale la pena él.
    Kate, la única inteligente!! Agradezco ese beso que le dio a Zac "Ves Nicolle, nada esta asegurdo" ¬¬' Bien hecho ese beso!!! Aplausos para ella.
    Y Zac... Sí, él tmbn hizo bien. ¡ya basta! él ya ha sopotado mucho intetando estar con Nicolle >< y ella ni dedo que mueve para estar con él ¬¬' Me alegro de que Zac alla sacado la voz y de una vez por todas dijo lo que quería!!!!!!! Nicolle tiene que darse cuenta de que esta perdiendo al verdadero.
    Arg. Me enojé.

    Ajskajsakjsaksj! xD Me llegó mucho el capitulo xD aksjakjsa pero es que me da rabiaaa :C
    Bueno cote, espero que las clases vayan bien D: que asco >< jaksj! y estaré esperando el cap sgte, que con todas las vueltas que dio en este cap no sé que pasará :s

    Un abrazo de oso! <3

    PD: Uh, a mi tmbn me pasa que aveces blogger no me actualiza los blogs :c por si quieres saber yo suelo subir los fin de semanas ;)

    ResponderEliminar