19 de marzo de 2013

Capítulo 48: "No intentes negarlo"


Una vez afuera, me dirigí detrás del gimnasio, me apoyé en la pared y me dejé caer al piso hasta quedar sentada, coloque mi cara entre mis manos y comencé a llorar. Estaba harta de todo, de tanto drama, de tantas mentiras, de tener que elegir, de tener la cabeza echa un caos, de estar sufriendo por un imbécil que se revolcaba con otra, quería irme muy lejos; quería que todo comenzará de nuevo, nunca haber venido a Los Ángeles.
¿Cómo fue capaz Sebastián de hacer eso? Una parte de mí esperaba que Roxanne lo desmintiera todo, pero ella no hizo más que confirmármelo, otro sollozo se me escapo de los labios.  Mi celular vibró, lo saqué de mi bolsillo y vi un mensaje:

Sé que quieres estar sola, pero por favor, dime dónde estás
Zac

Borré el mensaje, y me quedé mirando el teléfono. Tenía que llamarlo, tenía que terminar con todo esto de una vez, pero no podía, no todavía. Una cosa era escuchar de Roxanne lo que había pasado, otra era escucharla de él. No me sentía capaz de eso, cuando la tristeza y desilusión se pasaran podría llamarlo, me negaba a llorar delante de él. Necesitaba hablar con alguien por lo que me decidí a llamar a Carolina.
-Hola- saludaron Nicolás y Carolina al mismo tiempo, sin poder evitarlo, un sollozo se escapó de mis labios-¿Qué tienes?
-Sebastián- murmuré
-¿Qué hizo ese infeliz?- preguntó molesto Nicolás
-El... – me callé intentando calmarme, lo intenté nuevamente: - El…
-Primero cálmate- me aconsejo Carolina. Tomé aire repetidas veces, después de un rato, logré dejar de llorar- Ahora sí, ¿Qué paso?
Les conté todo lo que había pasado, desde lo que me había dicho Kate hasta mi estúpida pelea con Roxanne. Mi relato era interrumpido por mis sollozos, pero siempre intentaba calmarme y continuaba.
-No puedo creer que ese imbécil fuera capaz de eso- dijo Carolina cuando terminé mi relato
-Yo tampoco- murmuró Nicolás
-Imagínense como estoy yo-
-Es que, si me lo encuentro lo acabo- el enfado en la voz de Carolina era notorio
En ese instante, el timbre sonó, anunciando que tenía que entrar a clase. Suspiré, no quería, no tenía ni un poco de ganas de ir, pero si no iba, significaba que estaba en algún rincón llorando. Tenía que hacerlo. Pasé bruscamente mis manos por mis mejillas quitándome las lágrimas
-Los llamo esta tarde, tengo que regresar a clase- me despedí mientras me levantaba del piso
-Te queremos- me dijeron a la vez
-Yo igual-
Colgué y guardé mi teléfono en mi bolsillo, cuando entre a los pasillos mantuve mi mirada en el piso, no quería encontrarme con nadie. Por fin llegué al baño, entre y por fortuna no había nadie más. Me miré al espejo, estaba desastrosa, todo el maquillaje que me había puesto en la mañana estaba esparcido por mi cara, mis ojos y mi nariz estaban rojas de tanto llorar.
Apresurándome pues ya iba tarde, me lavé la cara, me arreglé un poco el pelo y volví a maquillarme ocultando a la perfección los rastros de lágrimas que aún tenía en el rostro, no quería que nadie supiera que había estado llorando, no quería darle esa satisfacción a Roxanne.
Suspiré y abrí la puerta del baño, caminé hacia mi clase, varias miradas se posaban en mí, claro, había montado una escena en la mitad de la cafetería. Quería dar media vuelta y salir corriendo pero no podía, tenía que ser fuerte, unas horas más y podría salir de aquí.
-Nicolle, ¿estás bien?- preguntó esa voz tan familiar, levanté la mirada del suelo, y me encontré a Zac a poca distancia. Se terminó de acercar a mí y me abrazó.  Le correspondí el abrazo, era lo que más necesitaba en ese momento, sentir que no todo era un caos, ¿ya no estaba molesto conmigo?
-Si, ¿por qué no iba a estarlo? – pregunté con un nudo en la garganta. Sabía que si le contaba algo, volvería a llorar y era lo que menos quería hacer en ese momento.
-Pues, por lo que pasó en el comedor – lo miré, no quería hablar de ello, y él lo entendió- bueno, sabes que cuando quieras hablar estaré ahí, ¿de acuerdo?
-Gracias Zac- lo abracé fuertemente y recordé que tenía que ir a clase – Adiós Zac, voy a tarde para clase
-¿Vas a ir a clase? – asentí – bueno, está bien
Caminé más rápido, tenía geografía, Paul y Thom ya estaban sentados, ambos me miraron preocupados. Les dediqué una sonrisa tímida y me senté en una de las sillas del fondo, no quería sentir miradas sobre mí. Saqué mi libreta para tomar apuntes, y rogué para que las horas pasaran rápidamente.
NARRA ZAC
¿Cómo fue capaz ese cabrón de hacerle eso a Nicolle? Solo estuvo un día aquí y ya se fue con otra. No pude evitar la furia que sentí al entender el porqué de todo, quería golpear a Sebastián con mis propias manos, menos mal no estaba aquí, si no, no hubiera respondido.
-No te hagas la inocente, todos sabemos que también estás con Zac– regresé a la discusión que estaba teniendo lugar frente a mí- Si tú puedes estar con otro, ¿por qué no puede él estar conmigo? No te preocupes, él lo disfrutó bastante
-Eres una zorra – escupió Nicolle con todo el odio que logró acumular
-¿Cómo te atreves a decirme así? – Roxanne se acercó peligrosamente, ¿alguien debería detenerlas? Miré a mí alrededor, todos estaban observando estupefactos al igual que yo.
-Yo digo lo que veo linda- Nicolle intentó imitar a Roxanne lo que la hizo rabiar, reí, jamás nadie se le había enfrentado y tenía que admitir, era algo divertido de ver.
-Cállate estúpida, que tú eres igual que yo. Tú andas con dos a la vez y ahora vienes aquí a jugar a la inocente ¿no te gustó que me metiera con uno de tus juguetes?- la mire, definitivamente Roxanne era zorra.
La mano de Nicolle se estrelló contra la mejilla de Roxanne, quien la miró iracunda, sólo tuve tiempo de abrir los ojos antes de que ella se abalanzara contra Nicolle. Me levanté de un salto en medio de un caos, miré a Justin y a Derek quienes me devolvieron la mirada confundidos, ¿no deberíamos hacer algo? Regresé mi vista a las chicas quienes cayeron al suelo,
-¡Suéltame!- escuché gritar a Nicolle
Logró quedar sobre Roxanne, pero al intentar levantarse, ella volvió a arrastrarla hacia el suelo. Nadie parecía saber qué hacer, y los inútiles esfuerzos de Nicolle por alejarse eran cada vez más evidentes.
Me acerqué a ellas, tomé a Nicolle por la cintura y la separé, como seguía moviéndose logró patearme la pierna, maldecí lo más bajo que pude y camine hacia atrás poniendo la mayor distancia posible entre ambas. Por fin dejó de moverse, su mirada estaba fija en Roxanne pero yo no podía dejar de verla a ella.
-¿Estás bien?- pregunté ansioso
-Zac, suéltame – su voz sonó como un susurro
-Prométeme que no vas a golpearla –
-Te lo prometo- volteó a mirarme, sus ojos azules estaban al borde de las lágrimas.
Maldito Sebastián, si lo tuviera en frente, lo acabaría. Solté a Nicolle, quien se alejó un poco de mí, pude detallar su brazo, estaba rojo, probablemente por culpa de Roxanne, maldecí nuevamente e intenté jalarla hacia mí, pero ella fue más rápida, y después de tomar su mochila salió de la cafetería.
-Bueno, no fue para tanto- murmura Roxanne después de un rato
-¿Qué no fue para tanto?- Sarah se levanta y se acerca a ella- ¿Finges verdad? ¡Es imposible que una persona sea tan estúpida como para creer que meterse con el novio de otra no es para tanto-
-Hey cálmate, no es mi culpa que tu amiga se crea con el derecho de jugar con dos- hasta aquí, me acerqué a Roxanne
-Nicolle  y yo no estamos juntos- hice énfasis en el no- ¿Cómo hago para que lo entiendas?
-Zac cálmate- murmuó David intentando alejarme de Roxanne- No es culpa de ella
-¿Qué no es culpa de ella?- lo miré incrédulo- Debes estar bromeando
-Ella se equivoco-
-No, Kate se equivoco- miré a Roxanne- lo que ella hizo fue de aposta
-Eso no es cierto- insistió David
Lo miré, no iba a pelearme con él. Negué con la cabeza y salí de la cafetería, ¿dónde podría estar Nicolle?
NARRA CAROLINA
-Lo prometo, lo veo y lo mato- murmuré subiendo las escaleras, gracias a Dios ayer después de hablar con Nicolle no me lo encontré si no, no hubiera respondido por mis actos
-¿Sabes si ya hablaron?- preguntó Nicolás tomándome de la mano, ese gesto casi hizo desaparecer mi enojo, casi
-No- negué con la cabeza- Ayer regresaba el papá de Nicolle así que estuvo toda la tarde en el aeropuerto
Me callé al verlo delante de mí, estaba sentado con sus -aún más imbéciles- amigos y Laura, una chica que jamás se despegaba de ellos. Solté a Nicolás quien reaccionó muy tarde y no alcanzó a detenerme
-¿Qué mierdas tienes en la cabeza? ¿Cómo pudiste hacerle eso?- grité empujándolo, todos a su alrededor me miraron confundidos
-¿De qué hablas?- Sebastián me miró confundido lo que me hizo enfurecer más
-¿Cómo pudiste engañar a Nicolle? ¿Es que no te importó nada? ¿Para que mierdas fuiste hasta allá entonces?-
-¿Quién te dijo eso?- preguntó nervioso
-No te hagas el imbécil, no intentes negarlo. La chica con la que te revolcaste ya lo confirmó- la cara de Sebastián cambio completamente, ahora parecía molesto. Miró a su lado y fijó su vista en Laura quién abrió los ojos como platos y comenzó a mover frenéticamente la cabeza mientras negaba
-¡Lo prometo que no dije nada! ¡Ni siquiera he hablado con Nicolle desde que se fue!-
La mire con la boca abierta, y regresé mi vista a Sebastián. No podía ser cierto, ¿también está con ella?


Por fin!! Se que soy de lo peor! Siempre prometo y nunca cumplo! Aquí esta otro capítulo más, este viernes no voy a estudiar y no regreso a clases hasta el 2 de Abril, esperemos que eso signifique que tendré tiempo extra para escribir y para publicar.
Gracias a las que siguen leyendo y comentando.
Saludos!

2 comentarios:

  1. LINDA! :)
    Hubieras visto mi cara cuando leí que subiste!! *.*
    Uuuuuuuuuuuuuuuuuuuuf!
    Es que a mi se me cruza ese y yo lo re mato una y otra vez ¬¬'
    ¡y es que al muy bastardo no le bastó con una! D: .-. Que maricon :$ ops!
    Es que aaaaaaaaaaaaaaaaarg >< Me da rabia que Nicolle haya dado un montón por el y el tan imbecil haya hecho todo eso o.O :| Que se muera y se lleve a todas esas niñitas con él ¬¬' Vale cerooooo! D:
    Zac *-* Es que él es como el heroe, el que rescata a todo el mundo, el que se preocupua ;3 es él *.* jajajajjjaa!
    No tengo ni idea de como va a seguir esto :O Obvio que Nicolle y Sebas hablaran, pero despues :O ... lo de Zac :O uuuuuuuuuuuuuuuuuuuuf! no podré aguantarme hasta leer ese cap que todas esperamos :3 !
    Ojala puedas subir poooooooooooooooooooorfa! *.*
    Esta vez has lo imposible por hacerlo ¿si? :3

    Muchos besitos!

    ResponderEliminar
  2. Ya va, ah? Que?
    Creo que lo que mas me gusto, y lo que mas me hizo reir fue lo ultimo!
    Que estupidos por el amor de dios! El idiota mirando a la pobre chica cuando en realidad se referían a Roxanne!
    Aaaaay dios. Pobre estupido sebastian. espero que Nicolas le de una buena palisa, o que zac de alguna forma misteriosa de la de!
    Y es que
    HAAAAAAAAAAY no creo superar eso jajajajajaj xd
    Lo siento pero es que me da risa. GRAN idiota, y gran zorra. ambas! Y sin saber cuantas mas habrán!
    Ay nonono, espero una futura llamada de Nicolle a ese gran imbecil, realmente la espero, espero que el ruegue y que ella le grite hasta lo innombrable!
    Y srita. Creo que estoy esperanto esto desde que comenzaste la historia, o no, lo esperaba incluso antes de que la comenzaras, si, antes; espero ese maldito beso entre Zac y Nicolle! Espero que solucionen todo YA! Porque es que me da algo si ese par sigue separado aun despues de tanto!
    Y no puedo olvidar lo mucho que jugaste con mis sentimientos! Siempre decias que subias pero no subias): Ayer me quede esperando toda la noche!
    Pero aqui estas! Y con semana santa espero y si puedas escribir mucho y que el maldito destino no confabule contra ti ¬¬ Estupido destino.
    Quieeeeeeeeeeeeero caaaaaaapitulooooooo! Ahora en serio, en serio en serio me has dejado con muchisimas ganas de mas! Muchooo mas
    Besos guapa!

    ResponderEliminar