23 de mayo de 2013

Capítulo 51: "Esta vez no va a pasar lo mismo"


NARRA ZAC
El teléfono sonó, dejé inmediatamente las cosas que tenía en la mano sobre el mesón de la cocina y corrí al teléfono antes de que el ruido despertara a Nicolle. Después de que se hubo quedado dormida en mis brazos la acosté lo más delicadamente que pude y decidí bajar a la cocina a preparar un poco de chocolate caliente. Estaba helando, ahora si se notaba la llegada del invierno, habíamos disfrutado de unas semanas más de sol, pero ahora parecía que no iba a parar de llover.
-¿Diga?- contesté regresando a la cocina
-¿Cariño?-
-Hola ma- se escuchaba mucho ruido al otro lado- ¿Dónde estás?- miré la hora, era más tarde de lo que creía
-Atascada en el tráfico- sonreí ante su frustración- Hoy decidí tomar por Santa Mónica pero la cerraron por la posible tormenta. Me demoraré en llegar, mientras salgo de aquí y tomo Overland-
-¿Estás segura?- pregunté sosteniendo el teléfono con el hombro para tener las manos libres- ¿la tía Harper no vive cerca? No quiero que manejes con esta lluvia, está oscuro y tú estás sola-
-Zac, no va a pasar nada-
-Por favor- ¿por qué justo hoy tuvo que ir a la oficina lejana? Miré por la ventana, estaba oscuro y la lluvia no dejaba ver claramente-
-¿Estarás bien?- finalmente cedió. Reí
-¿Por qué te preocupas por mí? Yo estoy en casa, eres tú la que está en mitad de una posible tormenta-
-Muy gracioso- murmuró- ¿Seguro estarás bien?
Escuché pasos entrando a la cocina, me giré y me encontré con Nicolle en la puerta. Tenía el cabello alborotado y estaba sonrojada por el sueño, pero aun así se veía hermosa. Tomé el teléfono entre las manos y me recosté en el mesón sin dejar de mirarla.
-Seguro, más bien llámame cuando llegues donde Harper, quiero saber si has llegado bien-
-Claro cariño. Llámame cualquier cosa. ¿Seguro estarás bien?-
-Mamá-
-Está bien, te quiero. Pórtate bien-
-No hay mucho que pueda hacer en el medio de una tormenta- la escuché reírse- también te quiero. Maneja con cuidado-
Colgué, pero no me moví, seguí mirando a Nicolle quien se acomodó el cabello detrás de la oreja y cruzó los brazos bajo su pecho.
-¿Tu mamá?- preguntó
-Sí, no vendrá esta noche- me miró confundida pero no comento nada- Parece que viene una tormenta
-¿Tormenta? ¿No se supone que Los Ángeles es… soleado?- reí
-Generalmente, pero ya comenzó el invierno, así que comenzará a llover. Aunque no mucho, espera enero o febrero, ahí si llueve- le regalé una sonrisa.
-¿Qué haces?- preguntó acercándose un poco
-Chocolate caliente- se paró a mi lado- No sé tú, pero yo me estoy congelando-
Serví los vasos y le pasé uno, se recostó contra la pared logrando que quedáramos frente a frente. Tomamos el chocolate en silencio, Nicolle miraba al piso, pero algunas veces levantaba la vista y sus ojos se encontraban con los míos, se veía triste y cansada. Odiaba verla así, sin poder hacer nada, ni si quiera golpear al imbécil de Sebastián por hacerla sufrir de esa manera. Cuando terminó su bebida se acercó para depositarla sobre el mesón, la imité.
-Gracias- susurró
-¿Estás bien?- le pregunté, realmente me preocupaba por ella. Bajó la mirada y la escuché suspirar fuertemente
-Lo estaré- fue lo único que contestó. Sin poder evitarlo la rodeé con mis brazos y la estreché contra mí. Escondió su cara en mi pecho
-¿Qué puedo hacer para que te sientas mejor?- murmuré acariciando su cabello. Levantó la mirada, ¿Cómo era posible que esta chica me gustara tanto? La conocía desde hace tres meses, y no podía dejar de pensar en ella en ningún momento. Me concentré en sus ojos azules, mi mano fue a su mejilla y la acaricié.
-¿Por qué eres tan bueno conmigo?- preguntó con lágrimas en los ojos- Roxanne tiene razón, soy una mala persona. No estoy contigo, pero tampoco quiero que estés con nadie más
-Roxanne no tiene razón nunca- le corregí- Ella no sabe cómo son las cosas entre nosotros, desde el principio todo fue claro ¿verdad?
-Si pero- cerró los ojos y una lágrima solitaria descendió por su mejilla, la limpié con el pulgar- ¿Por qué sigues aquí? No lo entiendo, lo que dijiste el día de mi cumpleaños, tu estas soltero, ¿por qué no estas con alguien?- suspiré
-Porque me gustas Nicolle, mucho- rocé sus labios con mi pulgar mientras mi otra mano se encontraba en su cintura- Y prefiero esperarte a ti a estar con cualquier otra chica
-¿Soy una mala persona si te digo que también me gustas?- sonreí sin poder evitarlo- No quiero lastimar a nadie, lo siento
-¿Por qué lo sientes? Ya me dijiste lo que quería escuchar-
Estaba mal, completamente mal, lo sabía. Acababa de terminar con su novio, estaba destrozada, se lo había prometido a Justin, estaba soltera, nadie podía interrumpirnos, ¿Qué era lo que estaba mal? Me acerqué más a ella, y esta vez, estuve completamente seguro de que iba a pasar, lo notaba en sus ojos, ella quería esto tanto como yo. Podíamos preocuparnos después. Pero una vez más, fue como si el cosmos no quisiera que nada pasara, su teléfono sonó. Maldije suavemente y me alejé solo un poco para que ella pudiera sacarlo de su bolsillo, no dejamos de mirarnos ni un momento. Nicolle se mordió el labio y bajó la mirada a su celular, hizo una mueca y entendí quién era.
-A la mierda- murmuré tomando su teléfono y colocándolo sobre el mesón- Esta vez no va a pasar lo mismo-
Tomé su rostro entre mis manos, y antes de que algo más pudiera interrumpirnos posé mis labios sobre los suyos.

No me maten!!!! Lo siento! lo siento!!! JAMÁS EN MI VIDA me he sentido tan llena de cosas por hacer,  JAMÁS! Tengo el pequeño problema de que me encanta hacer mas cosas de las que soy física y mentalmente capaz, y siempre se "manejar" mi tiempo, pero en estos días, demonios! no he dormido bien desde hace veinte días! (y no exagero)
Es de suponerse que la otra semana (miércoles mas o menos) soy libre por fin, pero quien sabe, no le agrado al cosmos. Espero este domingo poder escribir para tener un capítulo decente y largo para el lunes o martes, pero prefiero no prometer nada.
Este capítulo fue MUY corto, lo sé. Pero primero, preferí subir algo corto a tenerlas más tiempo esperándolas y segundo, paso lo que hace tanto querían  (: . Quizás no fue como todas esperaban, ¿que me dicen? ¿que les pareció? Comenten!!!
PD: no he tenido tiempo de pasarme por sus historias, pero a penas pueda lo haré.
Gracias por leer.
Saludos!